mayo 28, 2024
7 C
Luján

¿Por qué paramos?

Quienes necesitamos trabajar para vivir y sentimos que la promesa del gobierno se transformó en amenaza, nos movilizamos y plegamos al paro general. La posición de la Cooperativa Ladran Sancho en esta nota.

“Se avecina una tormenta terrible.
Hoy es un gran día”
Mao Tse-Tung

La irrupción del fenómeno libertario que emergió durante la pandemia no encontró techo hasta su llegada al gobierno y, a la hora de tomar decisiones, confirmó un rumbo de exclusión acelerada de grandes mayorías.

El cambio radical que impulsa Javier Milei es algo más que un ajuste feroz, su apuesta pasa por cambiar el proceso de acumulación y de ahí que la fila de excluidos se engorde, ya no solo de laburantes sino también de sectores productivos.

El autoproclamado primer presidente liberal-libertario del mundo lanzó su hoja de ruta para una primera etapa “refundacional” y entre 366 medidas que decretó no se encuentra una sola a favor de quienes viven de un ingreso más o menos fijo. La llamada “Ley Ómnibus” completa la promesa de decadencia que fijó como norte.

La brutal transferencia de ingresos de los sectores populares a la minoría más acaudalada fue antecedida por el protocolo “anti-piquete” y la amenaza de que “el que corta, no cobra”.

- Advertisement -

Cuando la “política” aún no encuentra el tono y se debate sobre tiempos y formas, las plazas empezaron -espontáneamente- a hacer notar su bronca y a lo largo de este primer mes, empujaron a la Confederación General del Trabajo (CGT) a encabezar el primer paro general al gobierno libertario. La velocidad de la respuesta, responde a la velocidad del ajuste.

De este paro, participamos quienes nos asumimos laburantes y lo hacemos en defensa de nuestros derechos, los ya reconocidos y los que aún falta conquistar. Marcharemos junto a los clubes de futbol, la comunidad artística, laburantes de la economía popular, de fábricas o plataformas. Sin diferenciar la procedencia, se trata de quienes necesitamos trabajar para vivir y sentimos que la promesa del gobierno se transformó en amenaza. Así no.

Ni necesario, ni urgente, el decretazo de Milei se justificó en los niveles de pobreza y en el diagnóstico de la decadencia argentina que, según él, lleva un siglo y abarca a sus propios funcionarios de la casta como Luis Caputo y Patricia Bullrich.

¿La solución? Desregulación de la economía, privatizaciones; flexibilización y precarización laboral. No hay novedad en la propuesta. Son las coordenadas que condujeron al estallido social de 2001. De allí la advertencia popular.

 

- Advertisement -

El “programa” económico libertario tiene como ancla nuestros sueldos. La devaluación y el aumento de los precios relativos está licuando ingresos y haciendo que las mayorías redoblen esfuerzos al mismo tiempo que pierden poder adquisitivo velozmente.

Mientras tanto, los sectores que ya venían castigados se amontonan en puertas de comedores y merenderos. Minorías étnicas, sexuales, colectivos de personas con discapacidad o que requieren asistencia del Estado sufren una doble exclusión frente a la deshumanización que copó la Casa Rosada.

Frenar el atropello de Milei a los y las trabajadoras se transforma, no solo en la posibilidad constitucional de protestar, sino en un deber ético que apunte a reconstruir un lazo solidario y una forma colectiva de andar. Nosotros y nosotras paramos.

Ladran Sancho
Ladran Sanchohttps://ladransanchoweb.com.ar/
Colectivo Editorial Ladran Sancho

Dejanos tu comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí
Captcha verification failed!
La puntuación de usuario de captcha falló. ¡por favor contáctenos!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

spot_img

ÚLTIMAS NOTICIAS

Ayudanos a sostener este proyecto autogestivo

Sumate a la Comunidad y participá todos los meses por regalos, entradas y descuentos.

Elegí el monto, ingresá los datos y listo!