Unidad por Luján y Vamos – Patria Grande presentarán un Plan de Políticas Públicas Urbanas con el foco puesto en el acceso a la vivienda, la gestión colectiva y el rol del Estado en la regulación del mercado inmobiliario. En el Club Colón lo anticiparon con el armado de un panel de especialistas y referentes.

Este miércoles se presentó el Plan de Políticas Públicas Urbanas. Un proyecto de ordenanza ambicioso en el que confluyó el laburo del bloque del concejal Nicolás Capelli, Unidad por Luján y Vamos-Patria Grande y que centra su propuesta en favorecer el acceso a la vivienda a través de gestiones colectivas y la regulación del Estado en el mercado inmobiliario.

El proyecto que acumula más de 20 paginas y 97 capítulos puede resumirse en la creación de un Sistema de Acceso a la Vivienda por Gestión Colectiva en el marco de la ordenanza conocida como Banco de Tierras y que el Ejecutivo no implementó desde su aprobación.

El espíritu del texto apunta a buscar soluciones a problemas habitacionales de forma colectiva, es decir mediante convenios de adjudicación de predios o fracciones fiscales a través de asociaciones civiles sin fines de lucro, cooperativas de vivienda, entidades gremiales u otras formas de asociación reconocidas en el Estado local. Pero también reconoce la posibilidad de gestiones individuales en casos particulares en donde las características del suelo (topografía, ubicación, dimensiones, etc) no permitan la gestión colectiva.

La propuesta establece prioridades para la adjudicación para personas en situación de violencia de género, familias numerosas y situaciones especiales (Excombatientes, Beneficiarios del PAMI, personas con capacidades diferentes).

Otro capítulos del proyecto proponen avanzar en la reglamentación de alquileres, declarando la “emergencia” para establecer “descuentos y beneficios para inquilinos” en el pago de tasas municipales y estableciendo un registro municipal con la intención de avanzar con una carga tributaria progresiva y equivalente al 0,01% del valor de las viviendas ociosas por cada año en que permanezcan desocupadas. Además, el proyecto contempla la creación de una Defensoría de los Derechos de los Inquilinos.

Otras miradas: referentes y experiencias cercanas

Maximiliano Voss – Concejal de Pilar, presidente de Sanear (Programa de Saneamiento en San Antonio de Areco) repasó la experiencia de Areco durante la gestión Durañona en donde crearon una empresa de administración estatal de saneamiento. «Partimos de condiciones muy parecidas a las que tiene hoy Luján con una cobertura aproximada del 50 porciento de agua potable. Es gravísimo sobre todo en la salud de niños y adultos mayores cuando el agua no es potable o es de muy mala calidad» dijo el primer orador.

Voss centró su relato en describir el funcionamiento de la S.A que incluyó a trabajadores como accionistas y a miembros de la oposición en el directorio y el financiamiento para extender servicios a traves de tasas municipales. «Hoy no necesitamos de financiamiento externo para ampliar redes y reducimos las consultas en el Hospital a un 50 por ciento. Es posible hacerlo desde el municipio. La dirigencia política no puede permitir que 70 mil personas en Luján no accedan a agua potable» exhortó.

Gervasio Muñoz – Presidente de la Federación de Inquilinos Nacional y referente de Inquilinos Agrupados bajó línea clara sobre el lobby inmobiliario en la Ciudad de Buenos Aires y la colectivización del reclamo como elemento central de su análisis. «Queremos discutir corriendo la zanahoria que nos ponen diciendonos que algún día vamos propietarios y buscando crear legislación para que se garanticen alquileres más justos. Por lo general el chip de toda la clase política es que la vivienda es una cuestión de oferta y demanda. Tenemos que empezar a mirar con malos ojos a quienes hacen negocios con la vivienda» dijo.

Marina Moretti, concejal de Giles y asesora en Areco, tambien trabajó en la gestión Durañona en el ámbito de tierra y vivienda. «Empezamos a crear programas con nombres significativos como Arraigo, Raices, etc» recordó al comienzo. Moretti repasó los primeros días de gestión y generación de políticas publicas que permitieron favorecer el acceso a la vivienda de vecinos y vecinas de Areco: «Creamos la Agencia Municipal de Hábitat, ubicamos los terrenos fiscales, subdividimos, llevamos servicios y armamos planes de pago accesibles y a tres años. Eso puede hacerse si desde el Estado se considera a la tierra como un bien social y no como una mercancía».

Fotos: Julieta Brancatto

Publicidad