Foto: Victoria Nordenstahl

La oposición volvió a pedir la presencia del intendente en el Concejo Deliberante pero no hubo caso, el oficialismo impuso la mayoría para proteger a Luciani y cuidar el impacto negativo en el marco de la campaña.

Esta mañana, el interbloque opositor Frente de Todos volvió a pedir la interpelación del intendente Oscar Luciani “por la grave crisis económica y social que afecta a la comunidad de Luján”.

La intención, según manifestaron la semana pasada en el primer intento es que “informe sobre el estado económico-financiero del municipio, la grave situación social y los problemas en el Hospital Municipal”. La semana pasada el oficialismo se negó porque la citación había sido presentada sobre tablas, pero esta vez no hubo excusas y directamente se negaron en silencio.

César Siror encabezó el pedido e hizo hincapié en que existe “un estado de incertidumbre ante la gravedad de la situación en la que estamos y por eso queremos conocer el estado de situación y establecer un mecanismo de prioridades para llegar a diciembre. Por eso insistimos en convocar al intendente y sus funcionarios”. Ante la negativa, buscó generarle contradicciones al presidente del cuerpo insinuando “las incomodidades que debe sentir por cubrir al intendente. Evidentemente ustedes recibieron una orden política para darle cobertura al intendente hasta último momento”.

El edil opositor también mencionó el descubierto en millones de pesos que tiene el municipio, la necesidad de una transición ordenada y transparente y caracterizó que el estado de situación de la administración municipal es gravísimo. “Queremos que el intendente venga a transparentar el estado de situación”, insistió sin éxito ante la negativa oficialista.

El presidente del cuerpo y candidato a intendente por Juntos por el Cambio, Fernando Casset, se aferró al reglamento para indicar que lo que corresponde es “pedir el paso a comisiones o la aprobación del proyecto de decreto”, que finalmente puso a consideración de una mayoría lucianista que negó la convocatoria en silencio.

Al momento de la votación nominal, quien salió a reforzar el argumento fue el edil Grabriel Jurina, indicando que “nosotros tenemos que darle la cara a estos problemas y el vecino plantea desde el sentido común y con mucha sabiduría ‘vos estás en la municipalidad y cobrás un sueldo’”. Subiendo el tono continuó con la enumeración de problemas que ameritan “información por parte del intendente”.

En el oficialismo parecen haber definido cuidar a Luciani o el impacto electoral que podría tener que el jefe comunal reciba preguntas de la oposición en el ámbito del Concejo. Aunque la mayoría de las fuerzas políticas entienden que la transición ya comenzó, el bloque Cambiemos tratará de patear la pelota hasta octubre. Parece que solo resta conformarse con una lenta agonía oficialista.

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Y a Casset quien lo cuida?? la familia de el!!! Lo llenaron de salvavidas de plomo, Macri, Vidal, te imaginas al vecino en el cuarto oscuro cuando vea las caras del desastre nacional, provincial y local??? todos complices de la tristeza y abandono de nuestro pueblo…pero tranqui vecinos el 27 de octubre RECUPERAMOS LUJAN PARA TODOS!!! para los de ca y los de alla…. jejejeje

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí