Vecinos y vecinas de Open Door sumaron aliados en el San Fermín. Unificaron reclamos y fueron recibidos por el intendente, pero Luciani demoró las respuestas a las demandas planteadas para la semana que viene.

La agenda barrial se divide en varios grupos y territorios. A la larga lista de reclamos bien detallados y planteados en plenarios con funcionarios y concejales, los vecinos de Open Door integraron a pares del barrio San Fermín que realizan tareas voluntarias en la zona.

Con reclamos similares solicitaron una nueva reunión para exigir las respuestas que todavía no aparecen por parte de la gestión de Cambiemos. En ese sentido los concejales de la oposición solicitaron utilizar el CIC del barrio San Fermín para realizar una reunión barrial el pasado lunes “a partir del pedido de los vecinos por distintas problemáticas que atraviesa el barrio”.

La solicitud les fue negada por la secretaria de Políticas Sociales argumentando que “dada la premura de la misma no hay tiempo de evaluar el pedido solicitado. Además, cabe aclarar que en el horario solicitado no hay personal a cargo por lo cual esta Secretaría da la negativa al pedido”.

Ante la negativa, este miércoles representantes vecinales del barrio San Fermín unificaron reclamos con vecinos de Open Door y se acercaron a Politicas Sociales buscando interpelar al Director del área, Carlos Romero. Allí fueron informados de que Romero se encontraba junto a otros funcionarios en reunión de gabinete y enfilaron para el municipio.

Acompañados de la concejal de Unidad Ciudadana – PJ, Erica Pereyra esperaron en la puerta del despacho de Luciani ser atendidos. Los vecinos de Open Door llevan llevan varios meses haciendo fuerza para que la gestión de respuestas a un detallado informe que comprende aspectos de la salud pública, infraestructura y obras públicas, seguridad y educación.

La vecina de la localidad, Florencia Tejada recordó que “el lunes nos negaron el CIC para hacer una reunión así como en Open Door levantaron el plenario y no se presentaron, por ende no han respondido todavía como van a trabajar los problemas que les presentamos” refiendose a la fecha fijada por concejales y funcionarios del oficialismo que prometieron reunirse el 5 de diciembre con respuestas concretas para la comunidad. Kenchi Gimenez, conocido vecino de Open Door categorizó que “es una vergüenza que los tengamos que correr por todos lados para obtener una respuesta”.

En el caso puntual del barrio San Fermín, Mariana señaló que “en el barrio asisten a 400 personas desde la asociación civil de ex combatientes de Malvinas. No recibimos otra ayuda que las donaciones. Hay muchas necesidades en el barrio y nadie se hace cargo, van al barrio unicamente a buscar el voto”.

Finalmente fueron recibidos por el intendente Oscar Luciani aunque no obtuvieron respuestas favorables. Se desligo de las respuestas de sus funcionarios y prometió un encuentro para el próximo jueves junto a funcionarios responsables de las áreas de Salud y Políticas Sociales para abordar los aspectos más urgentes del temario vecinal.

El intendente les comentó a los vecinos que tiene en su poder una carpeta con informes que entregaron sus funcionarios y que en el próximo encuentro con los vecinos trabajaran un plan de acción en base a lo diagnosticado y propuesto por sus segundas y terceras lineas.

La paciencia vecinal se estira para llegar a la próxima semana, demoraron medidas de protesta que preveían para activar a la gestión y manifestaron la preocupación por no poder contener la bronca de cara a un fin de año que entrega más pálidas que buenas. Mientras tanto, desde el municipio siguen con la táctica de patear la pelota lo más lejos posible.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre