El pronóstico anuncia que ya no lloverá, sin embargo varias familias fueron evacuadas en el barrio La Loma y Villa del Parque por los anegamientos.

La intensa lluvia durante la madrugada del sábado puso una parte, el abandono que acumula varios años sin obras de infraestructura en los barrios la otra. Y así, el fin de semana en curso es un desastre para varias familias que, otra vez, perdieron sus pertenencias y tuvieron que salir de casa.

En el barrio Villa del Parque, al menos nueve familias buscaron refugio en casas de amigos y familiares. Otras ocho, hicieron lo propio en la Sociedad de Fomento del barrio La Loma y una madre con cuatro niños fueron alojadas en el Instituto Mignone.

La camioneta de Defensa Civil partió este mediodía a los barrios para entregar mercadería y agua potable a quienes tuvieron que salir de casa.

Además, organizaciones y vecinos ponen el hombro a sus pares. Desde el comedor «El Ángel de la Bicicleta» activaron operativo para asistir a la gente repartiendo viandas y algunas donaciones. Especialmente, hicieron hincapíe en la necesidad de conseguir leche antireflujo para un bebe y en otro caso, un hombre perdió todo y solicitan colchón, frazada y zapatilla talle 42 para pasar los próximos días.

Para los barrios cercanos al río Luján, cada milímetro de subida despierta preocupación aunque Defensa Civil informó que la medida continúa en descenso. “Va a bajar despacito porque viene agua de arriba pero viene muy bien”.

La última medición, a las 11:00, es de 3,13 metros y continúa el descenso desde las 2:00 cuando se ubicaba en 3,34 metros, marcando el pico más alto de este fin de semana. Por último, el pronóstico del tiempo no anuncia lluvias hasta el martes.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí