Boto, Notta, Rosso y Francia ponen primera en el armado de un Frente opositor para enfrentar a Cambiemos. Sumaron a más sectores, prefieren esperar para hablar de candidaturas, no descartan la posibilidad de llegar con “lista única” al cierre pero unas P.A.S.O con el sector que representa Miguel Prince parecen inevitables.

En las últimas semanas, se intensificaron las demandas de la militancia peronista en pos de limar las asperezas entre los candidatos naturales y de mayor peso en el campo opositor de Luján; y al mismo tiempo, reducir la oferta de candidatos y candidatas al mínimo posible.

Lo piden las agrupaciones, sindicatos, el Partido Justicialista, también los colectivos que no se reconocen peronistas y como se dice, la gente en la calle. Aunque el objetivo de máxima respecto a una lista de unidad no está descartado, el escenario de unas P.A.S.O “amables” es inevitable.

La Corriente de Unidad Popular salió a pedir a su candidato, el ex intendente Miguel Prince y ganador de la última Primaria peronista frente a Leonardo Boto. En paralelo, un proceso que llevó varios meses de diálogos y acuerdos empieza a madurar.

“En eso estamos” dicen de sobremesa quienes primerean la construcción de un Frente integrado por Leonardo Boto, Ariel Notta, Graciela Rosso y Vamos – Patria Grande como principales artífices en armado de una plataforma electoral «que represente lo mayor posible, la búsqueda de la unidad».

Este jueves compartieron una cena, luego de realizar una actividad centrada en las Políticas Públicas Urbanas y la presentación de un proyecto de ordenanza para regular el acceso a la vivienda, el precio de los alquileres y la generación de ámbitos de control vecinal. Un eje que les sirve para mostrar coincidencias y en el plano de la praxis, dar vuelta la página respecto a viejas antinomias.

¿Y esto con qué se come?

Leonardo Boto y Ariel Notta protagonizaron las Primarias de 2015 como rivales y aunque no fue ni por asomo la interna más agresiva que tuvo el peronismo local en las últimas décadas siempre quedan heridos. Hubo fuego cruzado antes y después de aquella contienda interna. Otros tiempos, según dicen. Desde hace rato se muestran compartiendo alguna gestión, reuniones y mucha charla.

Boto no demoró en publicitarse de cara a las elecciones y es notable que aspira a hegemonizar y conducir el armado en marcha. Pero no es el escenario de 2017 y si la del Frente sale, indudablemente tendrá que compartir decisiones al estilo coalición. Primero para imponerse en Primarias, luego de cara a octubre. «Estamos algunos espacios con esta idea de construir algo nuevo, algo diferente. Si no es así vamos a fracasar y debe ser en el marco de la diversidad con las historias, las trayectorias y las características de cada espacio» remarca Boto.

Por otro lado, la formula Fernández – Fernández dejó bien parado a Notta y el ex-candidato por el randazzismo no quiere desaprovechar oportunidades que exceden al ámbito local. El recorrido del hombre de El Mirador en esta etapa es “reforzar los mecanismos que garanticen mayor Unidad” y en eso anda. Es quien más se reserva para especificar sus intenciones personales. Favoreció el diálogo entre varios sectores, incluso más allá del peronismo y cree que “las PASO deben ser únicamente el mecanismo para dirimir quién será nuestro candidato, pero tenemos que mirar a octubre”.

Una tercera pata peronista de la mesa la compone la ex intendenta Graciela Rosso. Aunque tuvo poca exposición pública mantiene reuniones con varios sectores y no sin roces y advertencias mostró disposición a la conformación de un Frente proponiendo al ex combatiente de Malvinas, Marcelo Sánchez en la lista que pueda surgir de este proceso. Pero Rosso también mira más allá de la geografía local tras el anuncio de la formula Fernández – Fernández.

El matiz lo intenta aportar el sector de la izquierda popular que desde 2015 viene tímidamente arrimando el bochín y planteó, temprano, allá por febrero de este año, el armado de un Frente Patriótico para “desalojar a Macri de la Casa Rosada” y en consecuencia a Luciani de San Martín 550. Mantuvieron conversaciones con todos los sectores representativos del peronismo y se animaron a pedirle a Boto y a Prince que bajen sus candidaturas y armen lista única.

Desde el espacio que se corresponde con el Frente con el que Grabois impulsó la candidatura de CFK y hoy acompaña a Alberto, redoblan los esfuerzos por hacer del rejunte una coalición, continuar el diálogo con todo el peronismo desde afuera y reservar algunas críticas para ganar en unidad. Proponen a Carolina Francia para integrar una lista que pueda servirle, tras varios intentos, como llave a Patria para entrar a las instituciones.

Frente en marcha, continúan las reuniones con organizaciones políticas y sindicales. Por ahí orbitan Nuevo Encuentro, Partido Solidario, varios gremios que se reservan la definición y más de uno que amagó a presentarse. Para la muchachada, son momentos de afinar la sintonía y habilitar la mesa de negociaciones que definirá una lista lo suficientemente representativa para mantener conforme a todes y cosechar el desgaste y las fricciones internas de Cambiemos. Pero, paso a PASO.

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí