La medida de fuerza que sostienen los trabajadores municipales enrolados en los tres gremios atravesará toda la semana. Todos los servicios municipales están afectados y la negociación interrumpida. Desde el gobierno denuncian y se niegan a dialogar mientras el paro perdure.
Los trabajadores municipales representados por la Asociación de Trabajadores del Estado, el Sindicato de Trabajadores Municipales y el Sindicato de Empleados Municipales sostienen una medida de fuerza desde el viernes pasado hasta el próximo sábado.
Nueve días de huelga de municipales hacen que casi todos los servicios públicos estén suspendidos. Reclaman un aumento del 40% y sostienen la huelga como respuesta al ofrecimiento del 20% que realiza el gobierno municipal a pagar de marzo a junio. De la cifra total la mitad no es remunerativa y suman un bono de $1500 a pagar dos cuotas: una en marzo y otra en abril.
Según informó prensa municipal, luego de analizar las propuestas, las asociaciones sindicales, representadas por el Sergio Reinante y Carolina Matus por el STM; Leandro Monzón y Sergio Contreras, por el SEM y Jorge Zabalo por ATE, pidieron que el 20% pase a ser remunerativo a partir del mes de junio, es decir, que se vea reflejado dicho aumento en el medio aguinaldo. Además, solicitaron que el aumento sea retroactivo a partir de enero como condición para aceptar un acuerdo semestral, aunque no hay previsibilidad de que las bases acepten la propuesta.
“A mal puerta va por esa leña” reza el dicho popular. Sucede que el gobierno suspende la instancia de dialogo con los gremios hasta tanto no levanten la medida de fuerza, alejando cada vez más la posibilidad de un acuerdo.
Jorge Zabalo (ATE) cruzó al gobierno en declaraciones al Civismo por poner custodia policial a los camiones de recolección de reciduos de multipropósito. “No es necesario ese folklore con la Policía. Sí les manifestamos que nosotros estamos haciéndonos sentir por todos los medios en forma pacífica” aseguró al bisemanario.
Lo cierto es que, el municipio denunció al STM y SEM, supuestamente por mantener bloqueado el acceso al basural. Aunque los gremios desmienten la versión del municipio.
Otro foco de conflicto se desató en el taller 1 cuando Sergio Fernández, subsecretario de Servicios Públicos, acompañado por la policía quiso retirar vehículos y Peñalba (STM) se lo impidió.
En este contexto, el municipio comunicó que “el Departamento Ejecutivo informa que convocará a una nueva reunión, cuando finalice el paro activo”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí