Los sindicatos municipales se reunieron con el Departamento Ejecutivo para renegociar la paritaria 2018 y el incremento salarial para lo que se viene en 2019. Lograron que el gobierno reconozca una perdida adquisitiva de 20 puntos pero para el año en curso ofreció pagarlo de modo no remunerativo.

El encargado de llevar adelante la paritaria municipal fue Oscar Luciani, secundado por Ricardo Curone, secretario de Salud pero haciendo las veces de secretario de Economía. El jefe comunal recibió a los sindicatos el pasado 18 de marzo para ofrecerles una recomposición por los 20 puntos perdidos frente a la inflación del 2018 y discutir el incremento durante el 2019.

A diferencia de lo que sucede entre Provincia con los docentes, desde el Ejecutivo Municipal reconocen que los municipales perdieron 20 puntos frente a la inflación. Por eso, la propuesta que acercó Luciani a los municipales es de recomponer esos puntos perdidos a lo largo del 2019.

En 4 cuotas de carácter remunerativo y bonificable el municipio pretende otorgar un 5 por ciento en marzo y mayo, una cuota de 10 por ciento para los meses entre junio y agosto, un 15 por ciento entre septiembre y noviembre, y por último llegar al 20 por ciento en el mes de diciembre del año en curso.

Desde el Sindicato de Trabajadores Municipales y desde la Asociación de Trabajadores del Estado, ambos presentes durante la reunión, solicitaron al Ejecutivo que la propuesta se modifique para buscar que sea en menos cuotas y de carácter retroactivo a enero 2019.

Mientras que la propuesta para este año en curso, el intendente presentó una oferta en donde durante seis meses los trabajadores cobrarán cifras no remunerativas (en mal criollo, «en negro»). Como la Provincia, aplicó la cláusula gatillo a los niveles de inflación que dicte mes a mes el INDEC pero con carácter no remunerativo hasta el mes de julio, en donde el equivalente a la inflación entre enero y junio será el incremento salarial de carácter remunerativo y bonificable sobre el salario de enero 2019.

Es decir que el gobierno municipal ofreció un 6,8 por ciento, inflación acumulada en enero y febrero, sobre el sueldo básico de enero 2019 de carácter no remunerativa. Y aumentos del mismo índole en los meses de abril, mayo y junio.

Para esquivarle al problema de que durante los primeros seis aumentos no impactan sobre los jubilados, aguinaldo y cargas sociales, el Departamento Ejecutivo ofreció otorgar una bonificación especial no remunerativa que se efectivizará en junio. La bonificación será equivalente a la diferencia existente en el cobro del medio aguinaldo debido a los incrementos de carácter no remunerativos.

Sobre esta oferta, los sindicatos municipales solicitaron que sea retroactiva a enero 2019 y de manera acumulativa y automática. Además adelantaron la pelea por un bono de fin de año de cinco mil pesos a pagar en diciembre.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre