En el primer encuentro de cara al comienzo de clases, previsto para el 6 de marzo, el Gobierno provincial ofreció actualizar automáticamente los salarios acorde a la inflación. La oferta fue rechazada por los gremios, por no contemplar la pérdida del poder adquisitivo durante el 2018.

Luego de varias semanas exigiendo a la gobernación que convoque a paritarias con el sector docente, finalmente los gremios de la educación se vieron las caras con los funcionarios de Vidal.

El encuentro se desarrolló en la sede del Ministerio de Economía de la Provincia, en La Plata, y fue encabezado por el ministro de Economía bonaerense, Hernán Lacunza y el director de Educación y Cultura, Gabriel Sánchez Zinny.

Los representantes de la gobernadora María Eugenia Vidal ofrecieron una cláusula automática de actualización respecto a la inflación, que se daría de manera mensual durante los primeros tres meses, y luego de forma trismestral.

Si bien la propuesta parece alentadora para el 2019, los trabajadores y trabajadoras de la educación rechazaron el ofrecimiento porque “debe haber un recupero de la pérdida salarial del 2018 con el 32% que impusieron y el 47,6% que dio la inflación”, explicó la secretaria General de la Federación de Educadores Bonaerense (FEB), Mirta Petrocini.

Además de la cuestión salarial, los docentes llevaron al Gobierno provincial distintos pedidos y reclamos, como “la conformación de una mesa que dé tratamiento específico al problema de infraestructura; cobertura de todos los cargos; derogación de la resolución que permite fumigar escuelas y efectivización de la licencia por violencia de género”, entre otros.

Finalmente, entregaron una nota exigiendo que la gestión de Vidal “certifique la habitabilidad de las escuelas y escuelas seguras, y se reclamó por la falta de cargos”. Tras el fracaso de la reunión, la negociación pasó a un cuarto intermedio y se retomará en los próximos días.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre