El colectivo de laburantes de la tierra en Carlos Keen va a juicio oral acusados de usurpación. Convocaron a hacer el aguante a los tribunales mercedinos el próximo lunes y martes.

El próximo lunes comenzará el juicio oral contra cuatro integrantes de Rama Negra, el grupo de hombres y mujeres que trabajan en la producción rural destinado a cría de ovejas, vacas, chanchos, gallinas ponedoras y huerta agroecológica en 16 hectáreas de la vieja estación de Carlos Keen, que ellos resignificaron como Parada Libertad.

Desde el colectivo recuperaron que “la puerta de esta tan querida tierra nos la abrió Fidel Riffo, el compañero que vivía allí desde hace más de 20 años. El trabajo es realizado colectivamente, y en el campo hemos hecho innumerables mejoras desde hace 5 años, como poner el agua, una casa donde vivimos, corrales para los animales, zanjeos, etc”.

Desde su llegada sufrieron varios intentos de desalojos ilegales y el juicio que comienza el próximo lunes corresponde al primer intento. “Lo hicieron mal, sin papeles porque no los tienen; pero el intento lo hicieron, no fue efectivo y nosotros iniciamos una causa pero nos dieron vuelta la torta y terminamos acusados nosotros” explicaron.

En la causa que se inició en el poder judicial y que tendrá su primer instancia el lunes se encuentra al colectivo autogestivo como acusados de “usurpación sencillamente porque hay un pistolero que dice ser el dueño, pero no solo no tiene un solo papel, sino que además quiere la tierra para hacer negocio inmobiliario con ella” explicaron desde Parada Libertad a través de un comunicado.

Intento de desalojo ilegal en Parada Libertad en junio de 2017.

En paralelo, otra causa judicial los encuentra como damnificados por el “pistolero”. Se trata de otro de los intentos incentivados por el mismo sector que pretende desarrollar en esas tierras un negocio inmobiliario y por el cual fue denunciado Juan Héctor Galetto por dirigir una patota que buscó echar a los y las laburantes en 2016 a punta de pistola.

Aunque en esa oportunidad la policía comprobó que el grupo armado había sometido a varias personas, el saldo en la justicia fue un solo detenido por privación ilegitima de la libertad y falsificación de documentos. Se abrió una causa contra la patota que tiene fecha de juicio para el año próximo y desde Parada Libertad oficiarán como damnificados.

Ahora, la instancia en la que tendrán que defenderse de las acusaciones se dará los días lunes 3 y martes 4 de diciembre a las 9:30 hs, en el Partido de Mercedes, juzgado correccional N° 1, ubicado en las calles 28 y 25. Desde el colectivo de trabajadores y trabajadoras de la tierra convocan a hacer el aguante en la instancia pública con la presencia, adhesión o corriendo la voz para ganar difusión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre