Las trabajadoras siguen en pie de lucha contra la Dirección de la Colonia. En el Concejo Deliberante entregaron documentación que refleja las condiciones de pacientes y plantearon que “hay un sindicalismo cómplice” de las persecuciones laborales.

“Desde 2015 con la llegada de la directora Granato todo cambió. Empezamos a tener despidos, las cosas empeoraron para los trabajadores y empezamos a tener consecuencias para quienes denunciamos las irregularidades” relató Graciela Villagra lo que fueron los primeros capítulos de la lucha de las trabajadoras de la Colonia Montes de Oca.

De un tiempo a esta parte el conflicto entre funcionarios de la institución y empleadas ha tenido sus altibajos. Denuncias penales, contra denuncias, sumarios, exposiciones de sindicatos y ahora, según denuncian las trabajadoras, el abandono de quienes debieran defender los derechos laborales.

Por eso en la última sesión del Concejo Deliberante, las mujeres plantearon que “ya el Sindicato no está cumpliendo su función de defendernos, por cuestiones internas que tendrán que resolver”. Sin vueltas Villagra denunció que “hay un sindicalismo cómplice de esto. Cuando reclamamos algo que tenga que ver con mejorar la atención al paciente nos dicen que falta personal pero alguien tiene que escucharnos y tienen que pedirle explicaciones. La directora no atiende a nadie que no deje un sobre en su mesa como lo hacen los sindicatos”.

Algo se rompió entre la última apuesta de varias mujeres que dieron pasos al frente y en la sede local de ATE se animaron a denunciar las irregularidades cotidianas de la Colonia de Torres y las complicidades de UPCN. La Asociación de Trabajadores del Estado ahora también se borró.

Así lo plantearon las trabajadoras ante los y las concejales a quienes le expusieron la situación y acompañaron el relato con imágenes que fueron entregas y que sirvieron para ejemplificar el padecimiento de cientos de pacientes.

“Venimos a decirles que los pacientes la están pasando muy mal y nosotras también. No hay un solo día en el que no nos digan colonieros de mierda, negros de mierda. La Colonia no puede ser un deposito de personas con discapacidad” cerró su intervención la laburante.

Cuando el relato de Villagra finalizó su testimonio, concejales del oficialismo propusieron iniciar un expediente para que la Comisión de Salud puede tratar. Además, desde la oposición pidieron al presidente del cuerpo que el testimonio sea presentado en Fiscalía y sumado a expedientes de denuncias anteriores que pesan sobre la Dirección de la Colonia Montes de Oca.

Publicidad

1 Comentario

  1. Porque mejor esta mujer no prueba con trabajar…. siempre la colonia estuvo de la misma manera y los pacientes también, siempre hubo abandono…. o antes no lo veía cuando trabajaba en la prensa de la institución????

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre