Foto: Ladran Sancho

Desde la Comisaria Luján Segunda realizaron un operativo plagado de irregularidades. La policía buscaba drogas pero se equivocaron de casa y terminaron denunciados por «robo».

En Fiscalía, una denuncia expone una situación llamativa que desnuda las irregularidades de los operativos policiales, en este caso, encabezados por la Comisaria Luján Segunda.

Hace varias semanas un joven del barrio Parque Lasa pasaba el tiempo con un amigo cuando fue avisado de que efectivos policiales irrumpieron en su casa, aparentemente en busca de estupefacientes y siguiendo datos de una investigación. Sin orden judicial, registraron mediante el poder de la fuerza y la chapa, el domicilio y se llevaron dinero en efectivo y carnada para pescar.

Al entrar al departamento, el vecino del Lasa noto el candado roto y sus pertenencias desparramadas por el inmueble. Constató que faltaban los cuatro mil pesos que guardaba debajo del televisor para pagar el alquiler y para colmo de males, la carnada para ir de pesca que según sugiere la denuncia fue confundida con estupefacientes.


“Abrieron un bolsa de semolín (carnada) y al lado se encontraron tres cápsulas de reactivo, aparentemente para registrar la presencia de estupefacientes que utiliza el personal policial” establecen en la denuncia que se radicó en Fiscalía.

Así quedó el domicilio del joven en Parque Lasa

El joven, notó con asombro, el faltante de un parlante Bluetooth y un desodorante Natura que se suman al expediente contra los efectivos de la Comisaria Luján Segunda. En la casa del Parque Lasa quedó todo revuelto y ninguna notificación ni acta.

Al abogado del joven, Jeremías Rodríguez, referente de la CC ARI, le reconocieron el “error” desde la Comisaría. Sin embargo las irregularidades en el operativo merecieron una denuncia en Fiscalía por “robo” ya que el secuestro de dinero y objetos por parte de la policía no se encuadra en ningún marco legal.

Según pudo averiguar el abogado “la policía seguía la pista de una persona por amenazas con armas de fuego y venta de drogas pero no tenía nada que ver con mi cliente. Además intervinieron sin testigos, sin orden de allanamiento y sin actas. Por eso tuvimos que denunciarlos por robo”.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí