Foto: Agustín Bordignon

El PAMI Luján afronta una demanda judicial por la ocupación de un local. Los dueños del inmueble iniciaron el proceso de desalojo en la justicia.

PAMI Luján debe enfrentar un pedido de desalojo de un inmueble que utiliza como depósito de documentación. El contrato de alquiler venció en agosto del 2018, y sin llegar a un acuerdo para la renovación del contrato, la obra social de jubilados y pensionados continuó ocupando el lugar de manera ilegal.

El local es una propiedad de la calle Alsina al 1144 que el PAMI Luján alquiló por primera vez en 2009 y, que tras varias renovaciones, finalizó su contrato en agosto de 2018. Los propietarias indicaron que existió por parte de ellos la voluntad de actualizar el contrato pero desde desde la obra social exigieron cambiar las condiciones de actualización anual del valor del alquiler y de contratación.

«Nosotros tratamos de negociar, pero llegamos a la situación de que hace un año están ocupando ilegítimamente y llegamos a la instancia de desalojo. Los períodos anteriores no estuvimos inconvenientes. PAMI insistió con unas clausulas que son leoninas. Imponían que se podían ir cuando querían, no pagar indemnización, no pagan punitorio, no pagan seguro, muy desprolijo. Nosotros tuvimos la mejor de las voluntades pero no hubo caso. Tienen una impunidad absoluta», explicó la propietaria.

El primer inconveniente para renovar en 2018 fue la actualización anual del monto del alquiler. «La primera vez nos propusieron un 15 por ciento el primer año, un 10 el segundo y un 5 el tercero. Cuando la inflación estaba arriba del 40. Así y todo aceptamos y llegamos a un 22 por ciento el primer año. Pero no les alcanzó, quisieron seguir imponiendo condiciones y si no la aceptábamos no se firmaba. Fue un abuso muy grande», sostuvo.

Sin que nadie se hiciese cargo, la burocracia estatal pasó responsabilidades entre PAMI Luján y la Casa Central. Los propietarios decidieron resolver la cuestión por la vía judicial. La semana pasada presentaron el desalojo ante el juez de primera instancia Francisco de Asis Soto, titular del juzgado en lo comercial N°2, Secretaría 3.

Los antecedentes del PAMI Luján no son buenos. Antes del 2009, la obra social de jubilados y pensionados sufrió otro desalojo en el local en donde hoy en día funciona el ANSES.

Los propietarios del local ubicado en la calle Alsina perdieron una posibilidad de venta y buscan que finalmente se resuelva el conflicto a través de la vía judicial con el desalojo del inmueble, el pago de los daños ocasionados por la pérdida de la venta y el pago del tiempo de ocupación ilegítima a los valores que indique el juez.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí