Foto: Julieta Brancatto

La semana pasada, trabajadores textiles de la empresa Clean Style S.A hicieron un paro por la demora en el pago de los sueldos. Con conciliación obligatoria, la patronal sigue sin ofrecer una fecha exacta para cancelar sus deudas.

De lunes a jueves de la semana pasada los trabajadores de la textil Clean Style S.A estuvieron realizando una medida de fuerza por la deuda salarial que posee con ellos la firma que trabaja para la multinacional Legacy. Apretada por la crisis económica, la proveedora de Legacy no abonó la segunda quincena de abril y prevén que suceda lo mismo con la primera quincena de mayo que vence el próximo lunes.

La medida de fuerza fue llevada adelante por la Asociación Obrera Textil que representa a cerca de 50 laburantes en dicha fábrica. En total son 70 los trabajadores contando al personal jerárquico representado por el Sindicato de Empleados Textiles y Afines (SETIA).

Además, la empresa textil no pagó por completo el aguinaldo de diciembre. En aquella oportunidad solamente se entregó un 40 por ciento del Sueldo Anual Complementario y les quedaron debiendo el restante 60 por ciento, sin aún tener una fecha cierta de cuando se abonaría.

Tras la medida de fuerza, el Ministerio de Trabajo dictó una conciliación obligatoria y sentó a las partes el miércoles 15 al mediodía. Representantes de la firma llegaron a la audiencia sin una propuesta concreta de como cancelar la respectiva deuda.

«Llegaron con una propuesta vacía. Nos dijeron que iban a pagar el mayor porcentaje de la segunda quincena de abril. Pero no dijeron si es el 50 por ciento, el 90 por ciento o el 100» señaló Norberto Froiz, secretario general de AOT Luján.

Al tiempo que desde la patronal no confirmaron el pago del aguinaldo ni una fecha para la primer quincena de mayo. Desde la AOT saben que vencida la quincena el día 15 y sin pagar la totalidad del mes de abril se sabe que no van a poder abonar el día 20 la primer quincena de mayo cómo lo indica la Ley de Contrato de Trabajo.

Durante los últimos años la empresa textil arrastra una recesión económica al igual que la mayoría de las firmas del sector. Quedaron atrás aquellos años de pujanza económica que llevaron a abrir la empresa en noviembre del 2003 con una proyección de producción de aproximadamente millón y medio de unidades  al año. A diferencia de aquellas épocas, en la actualidad tuvo que llevar adelante algunos despidos y retiros voluntarios para poder sobrellevar la crisis.

Sin un acuerdo firmado, y con la conciliación obligatoria vigente, los representantes de la Asociación Obrera Textil y los de Clean Style se volverán a reunir en el Ministerio de Trabajo el próximo lunes 27 de mayo.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí