17.7 C
Luján
viernes, 27 noviembre 2020

Pacha mama y la función materna del espacio tiempo

Provincia autorizó los actos de egresados al aire libre

El Gobierno bonaerense habilitó su realización de actos de egreso en forma presencial con la participación de un máximo de cien personas y de forma voluntaria para estudiantes y familiares.

Las vacunas del calendario obligatorio ya están disponibles en Luján

El hospital y los CAPS cuentan con las dosis para vacunar a todas las personas según las indicaciones del ministerio de Provincia. Consultá días, horarios y las direcciones de los centros de salud. 

Temporada 2021: ¿abren las piletas de los clubes?

Se acerca la temporada de verano y los clubes ya trabajan en los protocolos, para poder conseguir la apertura de sus piletas. ¿Cómo será la temporada en este contexto?

Falleció un nuevo paciente con COVID-19

Lo informó la Secretaría de Salud del municipio, en su informe diario. Además, se registraron 17 nuevos casos positivos.

Comienza el Juicio a Natalia Pérez: “Lo que se juzga es habernos rebelado contra la política de ajuste”

El viernes 27 comienza la instancia de Audiencia Oral y Pública del proceso que comenzó hace casi tres años, cuando fue detenida de forma arbitraria durante la represión a la movilización en rechazo a la Organización Mundial del Comercio.

Este primer día de agosto tenemos la posibilidad de re-pensar nuestro vínculo con lo que nos rodea. En los últimos años se puso “de moda” hablar de Pacha Mama. Llegó a las canciones, a las remeras, a las publicidades y hasta marcas de ropa y negocios se abrigaron bajo su palabra. Pero ¿Qué es Pacha Mama?, ¿Qué se celebra? Aceptando mis limitados conocimientos arqueológicos, antropológicos e históricos, intentaré acercar algunas ideas.

CASTIGADOS

Los occidentales fuimos víctimas de uno de los castigos más terribles de la historia de la Humanidad: primero las grandes civilizaciones, con el judeo- cristianismo a la cabeza, nos obligaron a conectarnos con Dios solo por medio de “intermediarios” y luego René Descartes serruchó la mente del cuerpo: “Primero pienso, luego existo…” sentenció, rasgando así el delicado entramado que nos daba una única identidad. Aquel concepto que nos acompañaba desde hacía más o menos 20.000 años, quedó mal herido. La “Dualidad” se abrió paso dejando muy atrás la noción de “Unidad”, esa idea de pertenencia a un gran todo, integrado por millones de pequeñísimas partes, “cada una ostentando particularidades e individualidades pero fundidas en una realidad total y totalizante”. Esa gran realidad era y es, mucho más que la suma de sus partes.

Los intermediarios descubrieron su capacidad de gestión burocrática, en poder, dinero y privilegios. Desde el río Éufrates hasta el Nilo pasando por Jerusalén y el río Ganges, ninguna cultura quedó sin sacerdotes o sacerdotisas. En América también hubo intermediarios divinos, pero el Paradigma de Unidad no se rompió. Nuestros abuelitos originarios, permanecieron en el saber ancestral de “Unidad con el Entorno”, aquí en la tierra y con las estrellas. Lo Cósmico en tanto Orden que incluye al Caos, fue cuna y nido de millones de textos sagrados, historias familiares y sueños en común.

El ser humano se sentía responsable del cuidado y vinculación que tenía con lo que lo rodeaba, sabiendo que si afectaba algún término de la ecuación, toda la cuenta salía mal. Si maltratamos a nuestro cuerpo, la naturaleza sufre, si dañamos al bosque, el resto de los seres sufrirán. Esta certeza nos incluía en un “Régimen de Responsabilidad Absoluta e Interdependiente”, con toda la realidad, con todo lo vivo, se mueva o no.

ENGAÑADOS

Se nos mintió enseñándonos que la tierra era dominada por el ser humano, que éramos la máxima expresión de la naturaleza, que éramos imagen y semejanza de Dios. Por tanto era lícito para los “dioses” el uso y abuso de seres y recursos de inferior valor. Hasta llegamos a creer que algunos seres humanos no tenían alma. La modernidad logró su máxima expresión de ultraje con la industria, la sobreexplotación de recursos naturales y últimamente con el consumismo desenfrenado y rampante.

Aquí les propongo una sutil aclaración. Del Quechua y del Aymara podemos traducir la palabra PACHA como “Espacio-tiempo, Cosmos o Universo”. Con esa raíz, por ejemplo, se derivan las nociones de “Pacha-Cuti”: Ciclo temporal o era, “Pacha-Kamayoc”: Ordenador del tiempo o el principio que rige el espacio-tiempo, “Hanan-Pacha”: Universo Celestial o Energético. Por otro lado podemos simbolizar MAMA como “Madre, Maternal, Materno o Creadora de vida”.

Así PACHA MAMA es la “Función Materna del espacio-tiempo”, “Función Creadora del Espacio-tiempo”, es el principio femenino inicial, para la Cosmovisión Andina, ese vacío absoluto y creador. El principio masculino es PACHAKAMAQ, aquello que ordena y activa lo creado. Es interesante observar que los chinos, otra cultura ancestral y agraria, tienen esos mismos principios, llamados Yin y Yang. Pero solemos hablar de la Madre Tierra, esa es ALLPAMAMA. La tierra física, orgánica y material, sus ríos y montañas, sus paisajes y recursos, sus misteriosas cuevas y bosques poblados de APUS y energías. Si continuamos por el sendero de las representaciones simbólicas y originarias aparece, MAMAKOCHA, representando a los mares y océanos, dadores de vida y recursos y por último no menos importante, TATA INTI, el padre sol, que activa con su luz y calor todo lo que crece y está bajo la tierra y los océanos. Entendemos claramente como a nivel cósmico y energético como a nivel físico están los principios masculino y femenino.

REDIMIDOS

El espíritu de la celebración es simple: Durante 364 días la madre tierra nos dio sus frutos y una vez al año, nosotros abrimos su boca, cavando un pocito le damos de comer (ofrendas de alimentos) y de beber (caña con ruda, chicha o algún alcohol rezado). No importa como la llamemos, lo importante será celebrar este día con mucha humildad y agradecimiento por todos los bienes recibidos en este nuevo ciclo agrario y ancestral. Agradecer por nuestra casa, nuestros alimentos, nuestro trabajo, nuestros brazos y piernas, la posibilidad de tener agua potable, luz y abrigo, un abrazo o alguien que nos escuche. La Mujer y el Varón modernos al no saberse en unidad con su medio ambiente, carecen del entendimiento y del saber para cuidarlo y multiplicarlo y por lo tanto abusan, desoyen y descuidan su propio hogar: La tierra.

Pero ojo, tampoco cuidamos nuestro hogar dentro de nuestro Hogar: Nuestro “cuerpomente”. Lo maltratamos con excesos de todo tipo, conduciéndonos al hedonismo y al narcisismo, olvidándonos que nuestro cuerpo es una pequeña tierra con minerales, agua, tejido vivo, bacterias, energía electromagnética, químicos y nutrientes.

En tiempos en donde los empresarios y los políticos de turno niegan el Cambio Climático, la Contaminación Ambiental y el Agotamiento Geofísico de nuestra Madre Tierra, celebremos con conciencia, agradeciendo y comprometiéndonos a cambiar conductas consumistas y generadoras de basura y contaminación, y finalmente cambiar nuestro vínculo con este gran ser vivo que es nuestro Único Hogar.

Lic. Esteban Gómez
Psicoanalista UBA
MN 25591 MP 25668

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más leído

Reabrió la feria de artesanos: «Estábamos desesperados por arrancar»

El municipio autorizó la reapertura con los protocolos correspondientes.

Falleció un nuevo paciente con COVID-19

Lo informó la Secretaría de Salud del municipio, en su informe diario. Además, se registraron 17 nuevos casos positivos.

Covid-19 en Luján: falleció una nueva paciente

Se trata de una mujer de 76 años. Además, se configuraron 7 nuevos casos positivos.

Noticias Relacionadas

La juventud en tiempos de transformación

0
En el día internacional de la juventud, Juanjo Araya reflexiona sobre algunos aspectos del contexto actual y la política en clave generacional.

Ensayo: extrañamiento y distancia

0
La pandemia tiene múltiples aristas. El abogado Leandro Perna aporta su mirada desde la perspectiva del derecho y el arte. 

Hisopados en el Parque Industrial: «Todos dieron negativo»

0
Llegaron los resultados y la tranquilidad al sector fabril de Villa Flandria: "Por suerte salió todo bien", sostuvo Di Forti.

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.