Foto: Archivo Prensa Municipal

En la asamblea de esta mañana, trabajadores municipales del sector Licencias decidieron mantener la medida de parar viernes y sábados de forma indenterminada. La semana pasada ATE había iniciado la huelga debido a las condiciones laborales. En paralelo, el municipio apura las obras de traslado.

El viernes pasado, el sector de Licencias de Conducir comenzó un paro de 48 horas semanales los días viernes y sábado por tiempo indeterminado. La medida se debió al incumplimiento por parte del Ejecutivo del compromiso asumido en mejorar las condiciones laborales. El sector no cuenta con agua potable, acceso a discapacitados, en las oficinas  faltan baños para los trabajadores que realizan los exámenes prácticos y tramites administrativos como también para el inspector que realiza sus labores en el Parque Ameghino.

«El inspector que toma las pruebas prácticas está en el Parque Ameghino y se tiene que ir a la cúpula para ir al baño. Dejando el sector solo y estando desprotegido. En las oficinas no hay baño, los y las trabajadoras tienen que ir al baño público de la terminal que sabemos que no está en condiciones. Estas cuestiones hacen que el trabajo diario sea pésimo. Hace cuatro años que se viene pidiendo estas reformas y no se han hecho» sostuvo Jorge Zabalo, de la Asociación de Trabajadores del Estado.

Las condiciones laborales son precarias. Durante el verano los trabajadores altas temperaturas y se las ingenian como pueden para paliar la situación. «En el verano tuvieron que agujerear un durlock para que pase el aire del ventilador de un área a la otra. Hay un aire acondicionado pero no alcanza porque el sector es muy grande» señaló Zabalo.

Luego de la primera jornada de medidas, desde el Ejecutivo tomaron cartas en el asunto y comenzaron a apurar las obras para realizar el traslado de la actual sede de Licencias de Conducir en el primer piso de la terminal hacia oficinas en la Estación de Trenes. «Personalmente fuimos con el delegado del área Franco Bogetti y comprobamos que en la Estación de Trenes no estaban trabajando. Luego de eso nos reunimos con el secretario de Obras Públicas y la remodelación en la nueva sede comenzaron. De 90 días que habían dicho en principio, ahora nos dicen que van a ser 40 días» agregó Zabalo.

El delegado de ATE, Franco Bogetti, en el sector de Licencias de Conducir, explicó la medida de fuerza: «Lo que se hace es ir supervisando la obra de la estación para que no corra el tiempo y abandonen la obra. Todas las semanas vamos a ir a supervisar la obra y si vemos que se esta trabajando como corresponde, no se para. En caso de que no se haya avanzado, pararemos».

Temprano en la mañana, los trabajadores de Licencias de Conducir realizaron una asamblea y decidieron continuar con el paro de 48 durante este viernes y sábado. Dependerá como sigue la obra para que la semana que viene se destrabe el conflicto y el sector de Licencias de Conducir trabaje la jornada semanal completa.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí