Foto: Julieta Brancatto

Tras el faltazo de concejales y funcionarios del oficialismo durante el plenario desarrollado en la localidad, la comunidad llevó los reclamos al legislativo. Por más obras, servicios y mejoramientos hubo acuerdo, pero la democratización de la elección del delegado pasó a comisiones.

Los reclamos de la comunidad de Open Door se tradujeron en varios proyectos que se debatieron en la última sesión del Concejo Deliberante. Desde el estado de las calles, la seguridad, la sanidad o la instalación de un cajero automático, la localidad de Open Door expresa el abandono de la gestión municipal en los últimos años.

Ante la falta de respuestas, vecinas y vecinas impulsaron la semana pasada un plenario de concejales y funcionarios en el club del pueblo. La reunión sirvió para que la comunidad hiciera catarsis pero poco se pudo avanzar ante la ausencia del oficialismo.

Por eso la comunidad se acercó al recinto deliberativo para encarar a los ausentes de la semana pasada. Florencia Tejada, vecina del pueblo les dijo a los oficialista que “tendrían que ir a ver como vivimos, me gustaría llevarme una respuesta como vecina y pedirles que legisles en favor de las mayorías porque día a día vemos vulnerados nuestros derechos”.

La lista de reclamos se extiende varias paginas detallando punto por punto, resumidos en cinco grandes temas: salud, el estado de las calles, transporte, seguridad, educación y el pedido democratizar la elección del delegado del pueblo.

La oposición pasó factura a la presidencia de Concejo que durante el plenario no se gastó ni enviar micrófono o secretaria para tomar actas. “Hasta hoy no cuenta con el acta que se hizo con un celular” recriminó su antecesor, Silvio Martini.

Miguel Prince tambien encaró a Casset. «Vamos de mal en peor» le dijo recordandole la ausencia durante el plenario en solidaridad con las despedidas de CDR en donde «al menos envió secretarios y micrófono para la logística».

Plenario desarrollado en Open Door entre vecinos y concejales opositores durante la semana pasada. Foto: Julieta Brancatto

En concreto, el peronismo pidió aprobar una comunicación que contiene los reclamos expresados por los vecinos: “Realizar tareas de mejoramiento de las calles en mal estado, arreglo de alcantarillas, desobstrucción de desagües, limpieza de cunetas y recolección de residuos acumulados y desechos de poda en el casco urbano y barrios; reposición y/o colocación de luminarias faltantes; garantizar la prestación durante las 24 horas de todos los días del año en el Centro de Atención Primaria de la Salud; colocación de cámaras de video, la instalación de alarmas comunitarias, y el refuerzo de la presencia policial”.

Además resolvieron pedirle a las autoridades del Banco de la Provincia de Buenos Aires y de Grupo Banco Provincia S.A para solicitarles la implementación de un “Centro de Servicios Bancarios” en la localidad.

Los reclamos en general fueron aprobados por todos los ediles y serán transmitidos al intendente pero la elección del delegado del pueblo por parte de los vecinos pasó a comisiones para continuar puertas adentro la discusión.

Hace un año, el Frente Renovador logró por unanimidad una ordenanza con el mismo espíritu pero el intendente Oscar Luciani la vetó y se reservó para sí la elección de quien lo representa en el pueblo. De todos modos, la comunidad de Open Door insistirá con este punto y supervisará el tramite del resto de los reclamos exigiendo celeridad.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí