Ocio Programado. Capítulo 17

Micaela y Juan Pablo en un recorrido íntimo entre ciclos y luces en otro domingo de ocio programado.

Cuando decidí ser valiente
Hoy fue el día
de envalentonarme
e ir a verte
de decirte
que hay mañanas
que te encuentro en tu perfume
que extraño ser ovillo en tu falda
y que me acaricies la mejilla
hasta perderme en un sueño
libre de miedos
Solo si estabas cerca
Siempre fuiste muralla en este cuerpo que tiembla.
Mi corazón carga un plomo pesado
de no llorarte
de resignarme a este duelo
de años tardíos,
de no tenerte.
El polvo se me acumuló en los dedos
en la risa que hoy se apaga
en estos ojos atravesados por un mar interminable
que se rompe cuando te encuentro
contándome la vida
En donde dolió y aprendiste.
Y quiero aferrarme a tu abrazo
Que hoy no tengo, pero está
Y decirte
que antes del comienzo
de esta historia que hoy
me atraviesa
Yo
con todo lo que habito
Yo, también te elegí.

LEGADO EN LA SANGRE
Ella me mira con los ojos de piedra
Me visita en las noches, aun le temo.
En sus mejillas corre la marca del fuego.
Me sigue mirando, me rodea.
Sus rodillas están entumecidas,
al igual que su piel
curtida por el barro y el frio.
No acepta mi compasión
y me obliga a mantenerla cerca
Su oscuridad me invade los huesos
mientras me grita su verdad que es ciclón
y se vuelve loba.
Su fuerza me paraliza
y quedo tendida en ese lugar desconocido,
Desnuda, aceptando su legado.
Le hablo con mi pecho y me lame la costilla derecha
Me lleva al origen en el que fui semilla creadora
La loba me tomo esa noche y desde entonces
Lluevo
Incendio
Nutro
Intuyo
Y no hay quien pueda detener la naturaleza salvaje
De una dualidad habitándose por completo.

EL DESPERTAR
Mis pies hundidos en el barro, queriendo seguir
El peso muerto de la excusa
Mis manos corriendo ese velo que solo se teje en mi cabeza
El dolor de la carne censurada
Mi alma silenciada en lo oscuro del placard
El cansancio de seguir corriendo con el miedo.
Soltarle la mano
Ser el fuego que me come por dentro
Ver como explota cada centímetro de mi piel,
Dejar que la intensidad a la que tanto le temo,
me vuelva constelación.
Me entrego
Me pierdo
Me sano
Ilumino
No se puede escapar de lo que uno ama.

Ciclos
De eso se trata
De aquietar
Este cuerpo
Que hoy demanda calma
Y entender
Que agota
Hacerlo todo complicado.
Que en este bosque interno
Nos necesitamos
Para atravesar
El silencio filoso
De un duelo.
Que el amor
Es eso
Ser el que te toma la mano
Cuando
Te venciste en ese suelo
Y decirte
Que esto un día
Será una batalla ganada
Celebrada en tu risa
Y serás ave
Que brota de estas brasas
Que parecen interminables
Y la primavera reclamara
Esos dos ojos enmudecidos
Para volverlos dos pimpollos
En su máximo esplendor.
Y que no habrá rastro
De esta tristeza tuya
Solo la cicatriz
Que dice
Aquí sano.
Pero hoy
Vida mía
Hoy
Me quedo
Abrazando a tu herida.

 

Textos: Micaela G. Fábrega se presenta 👇

Si sos de Luján (o de por acá cerca) y te gustaría formar parte de esta sección

    Ocio Programado. Capítulo 33

    Raquel y Ciro se encuentran entre imágenes superpuestas y una especie de ritual ancestral en un nuevo domingo de ocio programado.

    Ocio Programado. Capítulo 32

    Belén y Alejandro se encuentran entre retazos de universos distintos, donde flotan la luces, las miradas y los anhelos, en otro domingo de Ocio Programado.

    Ocio Programado. Capítulo 31

    Vera y Martín se encuentran en un nuevo domingo de ocio programado. Ladran Sancho mantiene esta ventana abierta donde artistas locales se combinan y nos invitan a disfrutar.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    ¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

    Gracias! 

    Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.