Ocio Programado. Capítulo 15

Ladran Sancho abre una puerta a la combinación entre artistas locales. Victoria y Sofía, entre sombras, caricias y un paseo a orillas del mar en otro domingo de ocio programado.

NOVIEMBRE

Mirar las sombras
acomodadas en tu perfil
tocar las sombras
que te ocupan la espalda
querer las sombras
que te descubro a la luz
en la inmensidad eléctrica
darte palabras sombras
en intercambio injusto
sentirte las sombras ajenas
de los días pasados
cuando te abrazo ahora
pensarte versos a la sombra
entre las nubes opacas
para después no decirlos
¿dónde ves la sombra
de todas las lunas?
¿dónde ves la claridad
de todas las lunas?

EN UN BALCÓN

Traduzco el lado de tu piel derecha
contra las fibras de mi ropa
«me acerco con deseo tímido».
Miro desde el contra-frente
la quietud, lo invariable de la ciudad
a las tres de la mañana.
Un gris gigante opaca la imagen
y un gris distinto se queda hermoso
en el ímpetu de tus ojos silenciosos.
Traduzco tus preguntas triviales
hechas tan cerca de mi oído: «te busco».
Contesto desde la alcoholizada confusión
con palabras de infancia oscura
frescas sonrisas nos provocamos.
No me muevo más que para parpadear
y tu cuerpo se mece
y llama a otro cuerpo.
Traduzco el anverso de tu piel izquierda
contra las fibras de su ropa y de sus labios:
«deberías haberme besado».
Miro desde el contra-frente
lo que sucede, lo invariable de su abrazo
a las tres de la mañana.

EPITAFIO

Cuando mi cabello sea testigo del cambio en tu aroma
de la muda de tu piel
del descanso completo de tus manos
y por última vez te huela
y por última vez te toque
y por última vez me acaricies,
toda tu ternura
como una lluvia de monedas
se ausentará y se volverá increíble.

Cuando mi cabello reconozca el olvido
del roce de tus mejillas,
las vibraciones de tu voz
(grave…  inmensa…)
y tu mirada se oscurezca
en lo profundo de mi memoria
te pediré perdón
y comenzaré a extrañarte.

Si sos de Luján (o de por acá cerca) y te gustaría formar parte de esta sección

    Ocio Programado. Capítulo 22

    Candela y Martín se cruzan entre la salvación de las palabras y las miradas en paisajes soleados durante un nuevo domingo de ocio programado.

    Ocio Programado. Capítulo 21

    Paula y Sol se encuentran en una serie de planos congelados con vista al mar en un nuevo domingo de ocio programado.

    Ocio Programado. Capítulo 20

    Candela y Tomás se encuentran entre el error de la mirada y la duplicación de la personalidad en un nuevo domingo de ocio programado.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    ¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

    Gracias! 

    Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.