Ocio Programado. Capítulo 13

Ladran Sancho abre una puerta a la combinación entre artistas locales. Búsquedas y colores en este domingo de encuentro entre Manu y Mariangeles para un nuevo ocio programado.

AZUL:

Yo te busco azul
en el borde
de las cosas comunes
en la fuente,
en el sacapuntas,
en el filo del diente,
en la mueca.

Yo te quiero azul
duende de noche,
punta de montaña,
pliegue de río,
en donde puedo.

Te necesito
porque la vida
(la que comienza cada mañana)
no me está gustando mucho,
más bien me tiñe
de un gris abostezado.

Y como no vine al mundo
para tener una vida
roja
o dorada
o verde
me conformo
a veces
con encontrarle
a todo
el lado azul.

Y otras veces
encuentro
apenas algo
a su lado.

ESCRIBIR:

La tarea consiste
en desovillar:
no se puede tejer
sin hilo para cortar.
Después,
hay que elegir
el punto.
Luego,
se toma el hilo
por la punta
del principio
o del final.
Por último,
se trata
de colgarse de él
como de una liana,
de abandonarse,
y dejarse llevar
hasta la otra ovilla…

SANA, SANA:

Sana, sana,
la escuela cerrada.
Dicen que en el mundo
algo raro pasa

Sana, sana,
la escuela en piyama,
hoy todas las letras
vienen a mi casa.

Sana, sana,
de puertas calladas,
en mi corazón
se abren las ventanas.

Sana, sana,
la escuela animada,
aunque estemos lejos
las voces se abrazan

Sana, sana,
florcita asustada
esta vez tu boca
ríe en tu mirada.

Sana, sana,
abrazo del alma,
todas las caricias
en tu puño aguardan

Sana, sana,
cara recortada,
si al menos me miras
con eso me basta.

Sana, sana,
caricia ganada,
si abrazo palabras
los bichos escapan.

 

NECESARIA:
A Guadalupe Ledesma

Reinarás por siempre segura y decidida
por los barrios cansados de palabras
y llevará tu nombre el que halle en eso
la mejor forma de decirte gracias.

Platos, ollas, mantas, zapatillas
solos se quedan sin quien los reparta.
En tu mesa de luz, quieta te espera
la agenda de las causas postergadas.

“Lo importante no es mantenerse vivo
por sentirse humanos la cosa pasa”
escribiste, y al cabo de unos meses
tu ausencia en enero lo afirmaba.

Aviven siempre el fuego de la lucha,
decías a las mujeres como un mantra.
Gritaste a viva voz que no es mendigo
quien pide por el techo de su casa.

En tiempos en que la mente asfixia,
cuando nadie en el mundo entiende nada,
miramos fotos y, en lugar de flores,
en tu muro, hoy dejamos palabras.

La familia, los amigos, el barrio
los que aún te temen, los que te aman,
las marchas, las canciones, la esperanza
te lloran a escondidas mientras andan.

Un perro negro buscará en la luna
tu bicicleta y su huella ancha
preguntarán sus ojos huérfanos
qué ha sido de tus rulos y de tu alma

No pudiste ganarle al mundo lobo,
ya no verás crecer el liquidámbar,
no alcanzarán nuestros tiempos mezquinos
para ayudar al que lo perdió todo:

no es solo un niño el que se quedó solo.

 

Si sos de Luján (o de por acá cerca) y te gustaría formar parte de esta sección

    Más Ocio Programado

    Ocio Programado. Capítulo 16

    Ladran Sancho abre una puerta a la combinación entre artistas locales. Julieta y Gina, la mirada fugaz, pájaros y definiciones en otro domingo de ocio programado.

    Ocio Programado. Capítulo 15

    Victoria y Sofía, entre sombras, caricias y un paseo a orillas del mar en otro domingo de ocio programado.

    Ocio Programado. Capítulo 14

    Mariano y July: una película de la vida cotidiana. La oruga en tus pies y una jauría de peces mientras el piano suena.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Por favor ingrese su comentario!
    Por favor ingrese su nombre aquí

    ¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

    Gracias! 

    Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.