Diforti no anda con vueltas y alertó sobre las complicaciones. Hace quince días el Parque Industrial redujo su producción tras la decisión de la empresa más importante del sector textil de suspender la fabricación en los sectores de tejeduría e hilandería. Y ahora como la situación no mejora, Algoselan prolongó por 30 días más la disposición y además despidió una decena de trabajadores en junio.

La crisis del sector textil sigue profundizándose y no hay medidas empresariales que detengan la sangría. A mitad de junio, la algodonera Algoselan decidió frenar la producción por 30 días debido a la falta de ventas y la gran acumulación de stock. Tras varios días con la producción frenada, Carlos Diforti, dueño de la empresa textil y presidente del Parque Industrial, confirmó que extenderán un mes más la medida por la caída de ventas.

En el marco de la crisis que atraviesa el sector textil, Diforti también confirmó que a fines del mes de junio se despidieron a 10 trabajadores y se ofrecieron retiros voluntarios. “A menos que suceda una catástrofe la idea es no despedir más” expreso el empresario.

En diálogo con Ladran Sancho, Diforti argumentó que el problema no es la falta de inversión, ya que la empresa cuenta con tecnología de última generación mundial. “Venimos con una baja de ventas muy grande debido a los problemas que son notorios. Hay caídas de mercado, apertura de importaciones y las tarifas impagables. Nos veníamos defendiendo más o menos y tuvimos que bajar la producción”.

El empresario textil también comentó que con la devaluación los precios de las tarifas (actualmente dolarizados) y los commodities de algodón se dispararon junto con la caída del poder adquisitivo de los trabajadores. Otro de los problemas con los que cuenta la industria es que lo que se vende se cobra a 60 y 90 días, tiempo en se incrementa el valor del dólar de los commodities del producto ya vendido.

“Nosotros no podemos aumentar y no solo eso, sino cuando vas a pagar tenes una diferencia del tipo de cambio. Podés vender al costo, pero como aumenta el dolar cuando vas a pagar terminas vendiendo por debajo del costo de producción”.

Desde febrero 2017 a febrero 2018, el costo de la energía eléctrica para el sector textil se incrementó en febrero un 118,2 por ciento. Situación que se agrava durante el periodo de mayo a septiembre que el valor de la energía cuesta un 25% más.

Dentro de Algoselan el único sector que funciona normalmente es tintorería. En los sectores de hilandería y tejeduría Diforti alegó que cuentan con stock por varios meses. “Frenar es lo más prudente. De esta manera no nos endeudamos en materia prima, no pagamos las tarifas que son una locura y nos mantenemos como podemos. Tenemos que mantenernos hasta que algo cambie. De esta manera explota el país, esto no puede seguir mucho más así” explicó.

En esta situación critica para la industria textil, el gobierno nacional parece tener pocas respuestas y  nula decisión política para reactivar el sector. “Hemos recibido solo promesas, pero en lo concreto no hay nada. Con la Cámara Textil y la Fundación ProTejer están en contacto pero nada concreto. Con el cambio de Ministro hay nuevas expectativas pero no sabemos si va a contar con las herramientas para solucionar esto” concluyó el dueño de Algoselan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre