Durante la primera noche de Música en la Plaza se hicieron presentes integrantes de la recientemente creada Agrupación Colectiva de Artistas Lujanenses. El objetivo fue visibilizar la disconformidad de las políticas culturales del municipio.

Como forma de protesta ante la decisión de la dirección de Cultura de la Municipalidad de no remunerar a los artistas que participen en el festival “Música en la Plaza”, un grupo de trabajadores y trabajadoras del arte entregaron volantes y charlaron con los vecinos y vecinos que se acercaron al ciclo para comentarles el vaciamiento de las políticas culturales que el municipio lleva adelante.

En años anteriores, desde la municipalidad abonaban un viatico a los artistas que participaban del ciclo. Sin embargo, este año la decisión por parte del Departamento Ejecutivo fue no disponer de un presupuesto para artistas, músicos y bailarines, recortando nuevamente en la gestión cultural.

Además del recorte especifico en el ciclo de “Música en la Plaza” integrantes de la Agrupación Colectiva de Artistas Lujanenses (A.C.A.L.) expusieron la falta de regulación que existe para el funcionamiento de centros culturales. Al tiempo que señalaron que “los espacios municipales de oferta cultural han sido reducidos o son nulos para los artistas locales”.

Esta agrupación de artistas lujanenses fue creada recientemente para visibilizar las problemáticas que atraviesa el sector cultural. La agrupación se dio conocer a través de un comunicado en donde explicaron que “existimos porque vemos un Estado Municipal que no nos tiene en cuenta como trabajadores. Las posibilidades de mostrar nuestro arte son cada vez más acotadas porque faltan espacios públicos y privados en donde expresarnos”.

En ese sentido, los trabajadores de la cultura buscan que se trate en el Concejo Deliberante el proyecto de ordenanza de centros culturales que fue presentado por artistas locales. “Queremos que se regulen las actividades artísticas en los espacios públicos. A la hora de realizar un festival, muestra u obra de teatro en un espacio público, los artistas a cargo de la organización nos encontramos con numerosas trabas burocráticas que dificultan aún más nuestra actividad” agregaron.

Ante el vaciamiento cultural y la falta de políticas que contenga a los artistas lujanenses, desde la agrupación buscan como eje principal que la dirección de Cultura los reconozca como trabajadores. “No convalidamos la ineficacia gubernamental en el ámbito de la gestión cultural, creemos que dicha gestión debe ser entendida y atendida como política estatal que trasciende a cualquier gobierno de turno” exigieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre