Nuevas paternidades: amar y criar en tiempos de feminismo

El deseo, la distribución de las tareas y los mandatos patriarcales se ponen en cuestión desde tres testimonios de paternidad. Por más crianzas amorosas y conscientes, ¡feliz día papás!

El ideario de paternidad heredado muestra mayormente un rol vertebrado en tres conceptos: la Ley, la ausencia y la Realidad. Así lo explica el filósofo político Agustín Valle en su libro “Cachorro. Breve tratado de filosofía paterna”, texto que se pregunta ¿cómo construir una figura de masculinidad afirmativa, orgullosa, no culposa ni en retirada?

Valle explica que somos hijas, hijos, nietas y nietos de una época en que el Padre traía el Orden desde el afuera (introducía el mundo social en el niño y la madre, pertenecientes a lo doméstico), pero que asistimos a un tiempo histórico donde los varones también pueden dejar atrás el modelo patriarcal del padre distante y castrador

¿Cómo se construyen estas nuevas paternidades en el cotidiano? ¿Cómo se organizan y se distribuyen las tareas de crianza? ¿Existe un mandato de paternidad obligatoria? Ladran Sancho abre los interrogantes a papás que re piensan sus prácticas y vivencian un nuevo modelo de paternidad presente y afectuoso.

La paternidad será deseada…

Alexis tiene 36 y es papá de un niño que está próximo a cumplir los 3 años. Con su compañera comparten y organizan las tareas de cuidado y crianza en relación con sus tiempos laborales, teniendo en cuenta también el compartir tiempos de ocio con su hijo. 

Sobre la distribución de tareas, Alexis explica que tienen la posibilidad de flexibilizar sus horarios de trabajo, por lo que logran un esquema bastante equitativo, “compartimos casi la misma cantidad de tiempo durante la semana con él, a veces solos y a veces en conjunto, tratamos de pensarla bastante”, explica.  

Un día como papá tiene diferentes matices. Por momentos son días vertiginosos, otras veces placenteros, a veces un poco angustiantes. Pero generalmente se disfrutan mucho”, narra. 

Interrogado por el mandato paterno, Alexis retrocede en su relato hacia la infancia y la adolescencia: “Cuando era chico particularmente no me imaginaba siendo papá. En la adolescencia sí, pero no dejaba de ser una idea vaga, casi una posibilidad. Nunca estuve apurado ni apremiado por la idea de ser padre, era una idea más, que no tenía una contundencia que se impusiera”. 

La idea del sacrificio signaba en ese entonces las primeras representaciones paternas que Alexis recuerda, “quizás por contexto social, por el contexto económico y por el contexto de época”. Sin embargo, explica que esa idea no llegó a hacer mella, “la idea que yo me empezaba a armar tenía más que ver con el deseo”. 

“Ya de joven adulto tuvo lugar la idea de la planificación familiar, empezó a tener lugar la cuestión de que la paternidad es una elección y que puede pensarse. Con mi compañera cuando hablamos del tema abiertamente empezó a aparecer como una idea, como una opción, hasta que pensamos que era propicio ser padres porque así lo deseábamos”, cuenta Alexis.

Padres, y también hijos 

Cristian tiene 41 años y es papá de una niña de 9 y un niño de 4. “Es una tarea muy intensa, muy compleja, que involucra un montón de sentimientos y emociones fuertes y nos pone a prueba en un montón de cuestiones”, cuenta y agrega que «aunque uno pueda imaginar la dimensión de ser papá, solamente viviéndolo podemos sentirlo”. 

Haciendo una retrospectiva, Cristian explica que, de joven, casi siempre estuvo la idea de que iba a ser papá. “No llego a vislumbrar si se trata de una imposición social o familiar, o cuánto hay de decisión propia, creo que es un poco de todo”.  

“Yo soy el mayor de cuatro hermanos así que siempre hubo algo de cuidar a los hermanos más chicos, creo que algo de eso hizo que siempre tuviera una inclinación hacia el cuidado, hacia la enseñanza, pero lógicamente es muy diferente a ser padre”, afirma.  

¿Cuánto impacta en la paternidad construida la propia experiencia como hijo? Con esa pregunta como horizonte, Cristian recuerda la casa de su infancia con una mayor presencia de su mamá y su abuela. Su padre trabajaba más horas fuera de la casa y “tenía un carácter introvertido, era callado”.   

Los días del padre en aquellas épocas eran días especiales donde, por iniciativa de su mamá, surgía hacer un regalo o una actividad especial. En la actualidad, “todos los días del padre tratamos con mis hermanos de hacer algo”. 

“La relación con él fue pasando por distintos momentos. Hubo momentos en que la pasamos muy bien, nos divertimos, y también momentos más complicados, cuando yo era más grande, como suele pasar en la adolescencia, donde siempre aparecen momentos también difíciles. En la actualidad tengo una muy linda relación y por suerte él tiene vida y tiene salud. Por suerte puedo disfrutarlo”, expresa Cristian.

La dimensión comunitaria del cuidado

Leo tiene 30 años y es papá de un bebé de seis meses. Mirando hacia atrás, recuerda que de chico reflexionaba sobre su rol como padre. «Siempre me imaginé siendo un papá muy compañero, muy presente y compartiendo muchos momentos, que me faltó a mí».

«Nunca planifique nada en mi vida y menos de este tema», sin embargo, al estar en pareja y compartir su vida con otra persona, comenzó a ser un tema de charla y un deseo que cumplir. «Un día como papá es lo más grande», afirma.

Sobre la distribución de tareas, Leo da cuenta de una dimensión comunitaria en los cuidados y la crianza del bebé. «Hay días donde lo cuido y otros donde lo cuidan distintos familiares por temas laborales», explica.

Los estudios de los feminismos sobre las tareas de crianza muestran que no es cuestión únicamente de papás y mamás, sino que se teje una red de responsabilidades y colaboraciones que involucra a familiares, amigues y vecines y al Estado.

En su artículo, «¿Qué aprendemos los varones padres?», sobre las nuevas formas de crianza en el marco de la pandemia y de las situaciones de aislamiento, Daniel Jones, investigador del CONICET, explica que la masculinidad es un dispositivo que produce subordinaciones y que los feminismos son herramientas que interpelan y transforman.

Con ese marco, Jones invita a pensar una de las principales experiencias generizadas: la de ser padre, y movilizar cambios personales que permitan tomar distancia de aquellos privilegios y mandatos que reproducen jerarquías y desigualdades de género.

En el Día del Padre, Ladran Sancho saluda a todos aquellos papás que, desde el amor, el afecto y la responsabilidad, construyen nuevas y mejores formas de crianza. Para todos ellos, ¡feliz día! 

Lo más leído en Ladran Sancho

La UNLu, entre las mejores universidades de Argentina

El Ranking Global de Universidades ubicó a la Universidad Nacional de Luján en el puesto N°32 de Argentina y en la posición N°348 de toda Latinoamérica.

Más noticias en Ladran Sancho

¿A clases los sábados? Provincia evalúa recuperar contenidos los fines de semana

Desde la Dirección de Educación analizan la posibilidad de dictar clases a contra turno y los sábados para los estudiantes que no incorporaron los contenidos mínimos de aprendizaje.

Elecciones pandémicas, así será el protocolo para las legislativas

La CNE aprobó nuevas medidas sanitarias. Habrá "facilitadores sanitarios" y horarios preferenciales para grupos de riesgo, ocho mesas por establecimiento, entre otras disposiciones.

¡A la final! Poy Toccalino irá por la dorada en Tokio

El seleccionado femenino de hockey derrotó a India y se metió en la final de los Juegos Olímpicos. La Lujanense fue titular y Las Leonas ya se aseguraron una medalla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.