Nuestra verdadera revolución

Ramiro Pedraza
Ramiro Pedraza
Vecino de Villa del Parque, militante del MTE en Luján

Escribo desde el más bajo mundo, quizás hablando desde la perspectiva más compleja de esta sociedad, acompañando a los más excluidos, los más golpeados por un Estado ausente, los que más sufrieron la desigualdad de oportunidades, los que hoy se la rebuscan de todas las maneras posibles y sufren las consecuencias de una elección ajena.

Trato de ser la voz de esos compañeros y compañeras que son ignorados, que gritan injusticia y parece que nadie los escucha. Ellos saben que los oyen pero les duele la
indiferencia y la ignorancia de los poderosos. Pero, sin embargo, siguen de pie y ese es el acto más respetable que existe, seguir después de cinco meses de castigo absoluto y aplastamiento de los sueños, el de un laburo digno y el de un hogar propio, derechos constitucionales olvidados por la sociedad.

Somos una sociedad dividida y diversa en creencias y gustos, donde reina la individualidad y el capital. Donde todos corren en distintas direcciones buscando lo material, queriendo satisfacer sus necesidades, las que deberían ser garantizadas por los que toman decisiones por todos nosotros.

Los funcionarios puestos a dedo, la mismísima casta que prometieron “destruir” y hoy están más vivos que nunca, con todas esas comodidades que tienen y que van a disfrutar el tiempo que les toque, nunca van a jugar para los de abajo, los más necesitados, los excluidos de este sistema creado para diferenciarnos, para odiarnos entre nosotros. Hace falta sentarnos a reflexionar nuestros errores, eso está claro, pero también no podemos volver a callarnos ante la injusticia.

Este momento que estamos viviendo es tan complejo que hasta me duele describirlo. Estamos atravesando otra crisis cíclica de las que parece ya estamos acostumbrados y es una muy mala costumbre creer que debemos estar mal para estar mejor.

Esa doctrina incoherente inculcada a la gente es de terror, un discurso tan inconcluso que no entiende nadie y que nos echa la culpa de los errores del pasado. El presidente parece creer que es parte de un reality show al estilo de Gran Hermano, donde gana el más “querido” y sin embargo, al final, se termina salvando uno para eliminar a otros.

Nos están durmiendo los pocos recursos que tenemos, se creen vivos y lo único que demuestran es la falta de conocimiento del Estado. Todo un teatro se puede armar con un falso “revolucionario”, una hermana que quiere ser primera dama y un par de Caputos. Tampoco hay que olvidar que la realidad se dibuja a través de los medios hegemónicos.

Hubiéramos prestado más atención en la escuela primaria, cuando se nos hablaba de los protagonistas de nuestra historia, de los revolucionarios de verdad, de esos compañeros que se reunieron en Plaza Victoria el 25 de Mayo para celebrar la revolución, donde dejamos de ser colonia y nos convertimos en esta patria hermosa que hoy castigan tanto. Hay que aprender a amar más a nuestro prójimo y a nuestra tierra, ser más unidos y defender lo nuestro, luchar por tierra, por techo y por trabajo.

Sí, por trabajo. Por que estamos en un momento donde está subiendo nuevamente la desocupación. Pareciera que se pusieron de moda los 90’ como en el “maravilloso” 2001.

Luchando y fortaleciendo la unidad se va a salir de esta estoy mas que seguro de eso y aunque tengamos miedo de los fantasmas del pasado, ellos tienen miedo a que el pueblo
se levante. A que se les termine la jodita que armaron comiéndole la cabeza a nuestro pueblo e inventando una nueva historia, reivindicando a los estafadores como Menem y los
siniestros como Thatcher.

No nos dejemos encantar por el falso profeta. El amor vence al odio, cuidemos nuestra industria, nuestra salud y educación pública. Nuestra soberanía energética y nuestra democracia. Los laureles que supimos conseguir y todos nuestros derechos conquistados. Esa es nuestra verdadera revolución.

opina

Ramiro Pedraza
Ramiro Pedraza
Vecino de Villa del Parque, militante del MTE en Luján

recientes

Ayudanos a sostener este proyecto autogestivo

Sumate a la Comunidad y participá todos los meses por regalos, entradas y descuentos.

Elegí el monto, ingresá los datos y listo!