Lo dice Miguel Angel Prince y ahora el operativo clamor toma forma. En las últimas horas, organizaciones políticas, vecinos y militantes precipitaron la discusión sobre la necesidad de la vuelta del conductor histórico. “Hay pedidos genuinos que obligan a rever mi postura de no protagonizar”, adelantó el ex Intendente.
Una de las últimas siglas en campaña fue PV, en alusión al Prince Vuelve. Pero por estas horas las letras toman otro sentido: Pidan y Vuelve, Participación y Vuelve, Política y Vuelve. Miguel Prince revuelve un café en un bar prolijo y sobrio. No está solo, habla con un grupo entre los que se mezclan mujeres y hombres experimentados, como pibes con un par de pelos en la cara. En los últimos días el operativo Ladran Sancho de seguir de cerca los pasos del ex Presidente del PJ para obtener una declaración dio su frutos al interceptarlo e invitarlo a romper el silencio.
“Siempre he dicho que estoy abierto para ser consultado por todos los que quieran hablar, debatir e intercambiar ideas o pensamientos. Incluso mi hogar se ha convertido en un sitio donde pude recibir muchos vecinos y vecinas, políticos, militantes del campo popular que se acercan preocupados por el estado de nuestra ciudad, como por el cogobierno que ofrece la oposición a Luciani”, explica quien fuera cuatro veces intendente de Luján. Entre pregunta y respuesta, el debate que ya era parte de la mesa antes de nuestra consulta, se expande en teorías y posturas.

Con Taty Almeida y Victor Correa, en una de sus últimas apariciones. La otra sería en el acto del 24 de marzo en Luján

Los conceptos y gestos de Prince a la hora de expresarse dejan a la vista la necesidad del famoso trasvasamiento generacional, pregonado e impulsado tantas veces, pero sin resultados que conformen al actual arco político opositor. Algo que emerge como uno de los problemas de los procesos nacionales y populares, y que no escapa a la lógica local, es la falta de referentes que aglutinen mayorías.
“Sin confundir, ni prometer”, Miguel Prince busca una a una las palabras que se ajusten al estado de situación actual. Sabe que el regreso a la exposición pública y política traerá más discusiones de las que actualmente se llevan a cabo en los barrios, sociedades de fomentos y ámbitos de militancia. “Seré claro: soy una herramienta y mi intención es aportar a la construcción de proyectos colectivos, no me postulo ni me pongo de candidato por mi cuenta. Los que entendemos de discusión y participación política cimentada por vecinos, compañeras o dirigentes, sabemos que cuando los pedidos surgen de un sentir popular, de las bases, no queda más remedio que hacerse cargo del pedido y volver”.
El café se le enfría de tanto revolver. Y en su última intervención el ¿candidato? no le escapa a la coyuntura: “Es clave remarcar que en Luján algunos opositores plantean casi un cogobierno con Cambiemos, otorgándole concesiones que defraudan a los militantes y a los propios votantes que los llevaron a las bancas que ocupan en el Concejo Deliberante: todo esto genera una discusión fuerte y por ese motivo me han hecho llegar varios pedidos para que tenga un rol más expuesto en este año”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre