Familias inundadas marcharán al municipio para reclamar que se retomen las obras en el barrio Santa Marta. La segunda etapa fue suspendida por falta de pago a la empresa constructora pero los fondos sobran.

La suspensión total de la segunda etapa de viviendas terminó por agotar la paciencia de las familias inundadas que desde hace años esperan que el plan culmine para dejar de inundarse.

Estela Ferrando es vecina del barrio La Loma y se inundó varias veces en los últimos años. En diálogo con Ladran Sancho afirmó que «las 172 familias que aún esperamos las viviendas decidimos reclamar por nuestros derechos. Es muy angustiante la situación porque con la obra frenada también se frenan nuestros sueños».

Aclaró que «ya hemos salido adelante, organizándonos y ejerciendo presión, para que quienes nos representan gestionen lo que necesitamos y no vamos a quedarnos esperando. Por eso marcharemos desde cuatro barrios para pedir que se reactive la obra».

Asamblea vecinal en el barrio Santa Marta

Desde que la obra se frenó el pasado viernes analizaron distintas medidas en las asambleas que celebraron y finalmente decidieron marchar al municipio este jueves a las 10 hs. El objetivo es empujar al intendente Oscar Luciani y el secretario de Obras Públicas Ing. Marcelo Gutiérrez a golpear las puertas de las oficinas provinciales para agilizar las gestiones.

Al presupuesto original que financia la Provincia de Buenos Aires para la construcción de las 202 viviendas, se inyectaron 20 millones de pesos más desde Nación bajo la promesa de seguir actualizando partidas en los próximos meses. Las trabas en el proyecto no son de orden estrictamente económico.

¿Qué falta entonces?

La oficina a la que el intendente debe golpear la puerta es la del desarrollador inmobiliario y miembro de la Cámara Empresaria de Desarrolladores Urbanos (CEDU) Dante Galeazzi,  funcionario que está al frente de la Dirección Provincial de Ordenamiento Urbano y Territorial, «otro zorro cuidando el gallinero» según definen las organizaciones sociales y el Consejo Provincial de Vivienda y Hábitat. De él depende destrabar la cuestión dominial que configura un obstáculo burocrático para efectuar los pagos a la empresa constructora.

Guadalupe Ledesma (Vamos – Patria Grande) integrante de la Comisión de Control y Seguimiento por Relocalización de Inudandados remarcó que la movilización tiene por objetivo generar «que alguien se haga cargo y le de soluciones a las familias inundadas».

Además advirtió que con «la falta de gestión el proceso de relocalización se debilita» y pidió la «intervención del intendente para que la obra pueda reactivarse». El jueves a las 10hs de la mañana marcharán hacia el municipio y allí es probable que se renueven las promesas por parte de funcionarios pero por ahora, la obra sigue abandonada.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí