Foto: Victoria Nordenstahl.

El municipio y la Defensoría del Pueblo avanzan con la conversión del zoológico de Luján en bioparque. Se espera una contrapropuesta del emprendimiento para ser analizada. Ladran Sancho conversó con Gerónimo Guerrero, abogado del ente provincial sobre los pasos a seguir.

Luego de años de denuncias contra el zoológico de Luján finalmente parece que la solución será la reconversión en bioparque. En una reunión entre el defensor del pueblo de la provincia Guido Lorenzino, el intendente Leonardo Boto y el dueño del zoológico Jorge Semino, se establecieron plazos para avanzar con una propuesta que busca terminar con la explotación y el maltrato animal.

El objetivo de la convocatoria fue generar una mesa de diálogo para comenzar a diagramar las bases y condiciones sobre las cuales se sustentará la transformación. En este sentido, se definió elaborar un documento con estándares de cumplimiento y medidas inminentes. El trabajo se realizará de manera conjunta entre el Ministerio de Ambiente de la Nación, la Defensoría del Pueblo de la Provincia y el Municipio de Luján.

Gerónimo Guerrero, abogado de la Defensoría del Pueblo, dialogó con Ladran Sancho y se refirió a la reconversión del zoológico:»Después de recibir reiteradas denuncias, hemos constatado irregularidades manifiestas con relación a la administración del zoológico, con situaciones de vulnerabilidad legal. No se cumple con la prohibición de contacto de las personas con los animales. Frente a esta constatación decidimos tomar cartas en el asunto y contamos con la decisión del intendente para generar una mesa de diálogo y de gestión».

Entre las medidas exigidas aparecen la individualización de los animales existentes, un informe sobre las castraciones llevadas adelante, y que se interrumpa la reproducción interna de la población: «Lo que solicitamos de forma inmediata, como parte central del proceso de diálogo, es que se corte con la reproducción de felinos».

«Para luego continuar con un proceso de reconversión que tienda a la protección de la fauna autóctona. Entendemos que no puede concebirse un ámbito en el que exista fauna silvestre, fauna exótica, que no es propia del bioma de Luján. El zoológico va a tener que tener en cuenta esto, porque no vamos a permitir que haya animales exóticos en plena pampa húmeda», detalló Guerrero.

En cuanto a los pasos concretos Guerrero sostuvo que «nosotros solicitamos la reconversión, basada en determinados estándares internacionales y nacionales de promoción y protección de la fauna y si esto no sucede continuaremos promoviendo el cierre definitivo. Entendemos que a esta altura del partido no puede haber un modelo de negocio que promueva la crueldad animal. La decisión del Defensor del Pueblo es terminar con los zoológicos en la Provincia de Buenos Aires. En pleno siglo XXI no se puede sostener un modelo de encierro y sufrimiento animal como una atracción».

 

 

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí