Su mandato va terminando y Ladran Sancho se acercó a conversar con el concejal que agarra sus herramientas y se mete en los barrios para arreglar lo que haga falta: «Uno que nunca hizo política hay cosas que no sabe, por eso siempre estoy haciendo obras, recorriendo barrios» asegura.

La historia de José Neto es la de un vecino al que le gusta ayudar a sus pares. No pudo terminar la Escuela porque a los trece años tuvo que salir a ganarse el mango y ayudar en su casa. Jugador de toda la cancha, albañil desde sus inicios, puede ser herrero, plomero o «lo que venga».

La casualidad lo llevó al Concejo Deliberante. Todos los años se viste de rey mago y sale a repartir regalos por los barrios. En 2014 se topó con un concejal a quién le pidió colaboración para poder llegar a más niños y niñas. De esa relación surgió la posibilidad de ser candidato: «Me dijo ‘vos vas a ir primero en la lista, porque vos sos el que laburás'».

El concejal era Jonatan Fattorini. Luego de la elección que hizo el Frente Renovador en las generales de 2015, Neto terminó ingresando al Concejo y hoy está próximo a cumplir con sus cuatro años de gestión.

Todavía un poco perdido dentro de la política local, reconoce que «uno que nunca hizo política hay cosas que no las sabe», es por eso que agarra la pala, carga las herramientas y se va a los barrios y las localidades a solucionarle los problemas a los vecinos, aquellos que la gestión de Luciani no puede solucionar.

Foto: Victoria Nordenstahl.

-¿Por qué te dicen el ‘concejal obrero’?

-Supongo que porque me dedico a eso. Porque soy el que anda siempre con las herramientas. Acá traes una pala y salen todos corriendo. (Risas)

-¿Por qué agarrás tus herramientas y salís a laburar a un barrio o a una institución?

-Yo acá no me considero un concejal, somos todos iguales. Todos somos vecinos, compañeros. Yo estoy siempre del lado del vecino. A mí me votó el pueblo y yo soy del pueblo. A veces me preguntan ¿Y vos a quién representás? Si a Macri o a Cristina, yo les contesto que soy peronista, que represento al pueblo

-¿Cómo llegás a ser concejal?

-Yo llego de la mano de Fattorini. No hice nunca en mi vida política. Ni siquiera me imaginé que iba a ser esto. Yo hace años que salgo con Nazareno (Barreto) por el barrio como reyes magos. Un día encuentro en el Facebook una camioneta cargada de juguetes con un papá Noel y le dije a Hernán Varela, ‘¿Este muchacho nos dará una mano?’ Le mandé un mensaje y me contestó al toque. Fuimos para la agencia, estuvimos charlando y me dio unos juguetes para que repartiera. Yo ni sabía quien era. Ahí lo invité a ver si quería venir a repartir con nosotros y se vino. Después nos volvimos a encontrar en un asado, me comentó que era concejal, yo le dije que era albañil, que me gustaba ayudar a los vecinos y ahí empezamos con las obras.

-¿Cuándo te invita a ser candidato?

-Un día me dice que va a presentar la lista y me dijo ‘vos vas a ir primero’. Yo me quedé helado. ¿Yo política? ‘Si’, me dijo. ‘Porque vos sos el que laburás, vos tenés que ir primero'».

-¿Cuál fue tu reacción?

-Vamos, le dije. Si es para ayudar a la gente, vamos para adelante.

Foto: Victoria Nordenstahl.

-¿A qué te dedicabas antes de ser concejal?

-Yo fui albañil toda mi vida. Desde los 13 años. Terminé la primaria, empecé la secundaria y bueno, había que ir a trabajar. No pude terminar la secundaria y me fui a laburar. Había que llevar el mango, no quedaba otra.

-¿Cómo fueron esos primeros días en el cargo?

-No entendía nada. Hasta el día de hoy hay cosas que no entendés, porque uno que nunca hizo política hay cosas que no las sabe. Por eso estoy siempre haciendo obras, recorriendo barrios. Vos mirás los temarios del Concejo Deliberante y de 40 reclamos, 38 son nuestros. Nos han felicitado varios concejales el laburo que hemos hecho. La verdad es que creo que hicimos más obras nosotros que la gestión.

-¿Qué te dicen los vecinos cuando te ven en los barrios?

-Se ponen muy contentos. Son granitos de arena pero aportan para el vecino. Si no las hacen los que la tienen que hacer, la hacemos nosotros. No son grandes obras, porque tampoco tenemos como para hacer grandes gastos, pero es una pequeña solución.

Foto: Victoria Nordenstahl.

-¿Cómo ves actualmente la ciudad?

-Desastrosa. Si me preguntás sí hicieron algo bien, además de las dos o tres calles que hicieron, después todo un desastre. No hay trabajo, se cerraron muchas fábricas. A esa gente que no le alcanza, no tuvo otra opción que salir a hacer una changa. Después andás por el centro y ves cuantos negocios hay cerrados. Nos han devastado. Este gobierno nos devastó. No solamente Luján, toda la Argentina.

-Imagino que el balance que hacés de la gestión de Luciani no es positivo

-Los últimos cuatro años fueron los peores de todas. Y los últimos dos no han hecho nada. No se si es culpa solo de Luciani o de los que lo están rodeando también. Porque vos podés ser buen intendente pero si no tenés gente idónea al lado, que no sabe cumplir bien su cargo, no sirve.

-En su primera gestión responsabilizaba a la Nación que no entregaba recursos, pero ahora que comparten gestión no se vieron grandes cambios ¿A qué lo atribuís?

-Yo creo que debe ser todo un conjunto. Falta de ganas, de capacidad, y gente que no sirve para el cargo que ocupa.

-¿Tenés ganas de seguir haciendo política cuando termine tu mandato?

-Estaría bueno. Más para ayudar a la gente. Nuestro lema es el que está ahí colgado: «Mejor que decir es hacer, mejor que prometer es realizar. Juan Domingo Perón». Ese es nuestro lema, porque se puede hablar mucho, pero si después no hacés nada, chau. Hablar es muy fácil, pero hay que agarrar la pala, salir a cortar el pasto, arreglar refugios. Y no es trabajo que tengamos que hacer nosotros.

-Si mirás hacia el futuro, ¿cuáles deberían ser las prioridades para una nueva gestión?

-Primero creo que hay que arreglar el hospital, de una. La salud es primordial. Después la seguridad. Hay que poner muchas cámaras y hacer como se hizo en Tigre y en otros lados, con un buen centro de monitoreo, porque la cantidad de robos que hay es impresionante. Después el intendente que entre que se ponga los pantalones con el tema de la policía también, porque la gente viene a quejarse de que no le toman los reclamos.

-¿Qué mensaje le dejás al vecino de Luján?

-Que tenga un poco de esperanza. Es bravo decirle que tenga esperanza, porque el que la está pasando mal la respuesta la necesita ya. Que no bajen los brazos, que sigan luchando y hay que esperar que entre este gobierno peronista, para que reactive el trabajo y ayude a la gente humilde, porque este gobierno tiró para los ricos nada más.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí