Foto: Victoria Nordenstahl

Con buena concurrencia se volvieron a juntar vecinos y vecinas de los barrios. Acordaron aumentar la convocatoria y avanzar con un plan de acción que despabile al intendente y sus funcionarios. La semana próxima habrá movilización al municipio.

Transporte público, arreglo de calles, zanjeos, cuneteos, recolección de residuos, luminarias, viviendas para inundados y la lista sigue. Son las promesas que asumió el intendente Oscar Luciani en mayo de 2018 tras los cortes de la ruta 192 y Acceso Oeste pero que a poco menos de un año casi nada se ha cumplido.

En detalle, los incumplimientos fueron leídos por Sergio Almada, presidente la Sociedad de Fomento del barrio San Pedro y Guadalupe Ledesma, referente barrial y militante de Vamos – Patria Grande, para dar comienzo a la asamblea vecinal que reunió a representantes de los barrios Ameghino, Juan XXIII, Luna, El Ceibo, La Loma, San Pedro, Santa Marta, San Jorge y San Fermín.

En la palabra de los vecinos y las vecinas no tardaron en aparecer señalamientos al ingeniero Gutierrez a cargo de la Secretaría de Obras Públicas. “No lo conocemos” dijo la primera señora que tomó la palabra. “Tengo ganas de ir a encararlo a la municipalidad o a la casa pero me convencieron de que no era lo mejor”.

“Hace cuatro años que reclamamos los caños para entubar la vereda y que dejemos de inundarnos cada vez que llueve y rebalsan las zanjas” contó la siguiente oradora del barrio San Pedro. Y la ronda se fue armando en lo que fue un repaso de las principales problemáticas barriales.

Desde el San Pedro enfatizaron la necesidad de evitar anegamientos y el pedido de una urgente desratización teniendo en cuenta la cercanía con el basural a cielo abierto. En tanto miembros de la Sociedad de Fomento del Juan XXIII recordaron que están en pie de lucha contra los movimientos de suelo que realizan en la Concepción II y que amenazan anegar todo el barrio. “El expediente está frenado y no sabemos como va a seguir esto, por eso hay que estar atentos” comentó Victoria.

De la asamblea en el barrio San Pedro participaron cerca de 60 vecinos y vecinas. Foto: Victoria Nordenstahl

El barrio Ameghino viene de una asamblea reciente en la que decidieron confluir en la jornada de este lunes. Así repasaron la situación que en resumida cuenta los encuentra tal como el año pasado, “apenas con parches de tosca” según un vecino. “Si eso es tosca yo soy rubia” corrijió Daniela Cooper haciendo referencia a la tierra roja que utiliza el municipio para mejoramiento de calles y por lo cual ya recibió un pedido de informe desde el Consejo Deliberante.

Tras varios encuentros interbarriales, el de este lunes tuvo poca catarsis. Una rápida actualización del panorama y la comunidad avanzó rápido con propuestas: cortes de ruta, la instalación de una carpa frente o dentro del municipio, realización de plenarios y sesiones extraordinarias y denuncias penales.

“Pongamos una fecha y convoquemos a más vecinos y vecinas” propuso Sergio Almada oficiando como moderador. En pocos minutos la comunidad llegó al consenso y decidió movilizar el próximo miércoles  30 de enero desde las 10hs a la municipalidad de Luján. El lunes realizarán un encuentro para ajustar detalles.

Así continuarán vecinos y vecinas de cara a fin de mes, con la organización de la primera medida fuerte del año buscando despabilar al intendente y sus funcionarios pero con un mandato horizontal en común: convocar a más gente para las reuniones y comprometer a los barrios en la tarea de pelear para garantizar mejores condiciones de vida.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre