Camila Espínola durante una movilización estudiantil al Consejo Escolar. Foto: Victoria Nordenstahl

Todos los años el Instituto Balseiro de Bariloche, organiza un concurso para estudiantes de enseñanza media, donde quienes se presentan tienen que escribir una monografía. Para el 2018 se eligió como temática a la mujer en la ciencia y Camila Espínola, estudiante de la escuela N°1, resultó ganadora con su trabajo Los mecanismos de segregación de la mujer en la ciencia.

¿Tienen las mujeres las mismas oportunidades que los varones para su desarrollo profesional en carreras científicas? ¿Existe el llamado «techo de cristal» para las científicas? ¿Qué relación existe entre la desigualdad de género y el rol que tradicionalmente se le ha asignado a la mujer en la sociedad?, fueron algunos de los disparadores que utilizaron las y los 748 alumnos de todos el país, que participaron de la beca 2018 del Instituto Balseiro.

De aquella primera inscripción -la más alta de los últimos 10 años- donde participaron jóvenes de 330 escuelas de casi todas las provincias, sólo 15 fueron seleccionados por el Comité Evaluador para ser becados completamente durante una semana, donde los seleccionados realizarán experimentos y visitas a laboratorios, y asistirán a distintos seminarios en el instituto público de enseñanza universitaria y en el Centro Atómico Bariloche.

Entre ellos estará Camila Espínola, alumna de la Escuela Secundaria N°1 de Luján, quien obtuvo una beca en base a su monografía Los mecanismos de segregación de la mujer en la ciencia. «Me pareció interesante hacer un análisis de por qué hemos sido sistemáticamente relegadas, invisibilizadas e imposibilitadas al acceso al reconocimiento, a poder llegar a ser científicas y a poder seguir estudiando, porque parte de la metodología de la ciencia es tener un objeto de estudio; por eso varias veces menciono la importancia de la educación», explicó la estudiante a Ladran Sancho.

«La mujer ha sido marginada y discriminada en muchos ámbitos a lo largo de la historia. La ciencia no ha sido una excepción, aunque en los últimos años las científicas han mejorado sus condiciones y posibilidades laborales. Te proponemos que analices y opines sobre la actual situación de la mujer científica y cómo podrían superarse las desigualdades existentes”, llamaron a reflexionar los organizadores a principio de año; y en agosto se publicaron los resultados.

Camila Espinola felicitaciones ganadora del premio Balseiro!!!DEL MURO DE NUESTRA ESTUDIANTE!! Esta es la noticia que recibí ayer por la tarde.Muy contenta de haber tenido la oportunidad de participar de este concurso, y de haber escrito sobre los mecanismos de segregación de la mujer en la ciencia, trabajo que hoy me permite viajar a Bariloche para conocer el prestigioso Instituto Balseiro.No puedo creerlo, y hasta siento que no lo merezco del todo. Entre 748 trabajos, eligieron sólo 15, y entre aquellos estudiantes, estoy yo.Aguante la escuela pública!!!Gracias a mi profesor Carlos Peano, por tenerme en cuenta y guiarme, y a mi hermana mayor Anahi Minvielle por todas sus correcciones, su orientación y paciencia??Nos vemos Bariloche. En octubre será ?

Geplaatst door Escuela Secundaria Nº 1 Lujan op Zondag 19 augustus 2018

«Desde la escuela invitaron a todo el curso y varios profesores me incentivaron a participar. Al principio no estaba segura porque el instituto se especializa en ciencias exactas y yo soy más de las ciencias sociales. Pero como el trabajo estaba orientado hacia las ciencias sociales, decidí participar», sostuvo Camila, quien en su monografía explicó los roles asignados y los mecanismos de segregación de la mujer en la ciencia, en base a varios factores como la maternidad, las tareas domésticas no remuneradas, los estereotipos de género, la educación sexista, la discriminación jerárquica y las condiciones de clase.

«Faltan cientos de mujeres por ser reconocidas mundialmente en la ciencia, y hace falta comprender, que no son los derechos los que van a terminar con la desigualdad de raíz. Mientras el capitalismo y el patriarcado se sigan sosteniendo, las desigualdades van a seguir existiendo. Es por eso que feminizar o humanizar el sistema, no son posibles soluciones aunque sí, grandes avances en cuanto a lo cultural y social», señaló en sus conclusiones finales.

«En este sentido, es viable seguir reivindicando la lucha de las mujeres, exigiendo al Estado políticas que acompañen y contemplen la perspectiva de género como una deconstrucción necesaria para una sociedad más íntegra, que profundice en los derechos de los sujetos para que la educación y el acceso a las ciencias no sea un privilegio de unos pocos», culminó en su trabajo la joven lujanense.

Tras haber sido seleccionada, Camila fue reconocida esta mañana en el marco de la Feria Distrital de Arte, Ciencia, Tecnología y Educación (ACTE) y en octubre viajará a Bariloche junto a otros 14 jóvenes para acceder a la beca otorgada por el Instituto Balseiro.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí