Foto: Victoria Nordenstahl

Convocadas por la Asamblea Feminista de Luján, más de trescientas mujeres y diversidades se congregaron en la puerta del Consejo Escolar para comenzar a marchar sobre las calles de la ciudad, en adhesión al Tercer Paro Internacional de Mujeres Trabajadoras. «¡Vengan, mujeres! Hoy hay paro», invitaron.

En un clima de fiesta habitual para el movimiento feminista, la calle San Martín va sumando mujeres al paso de la columna feminista. Por tercer año consecutivo la Asamblea Feminista de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans de Luján convocó a parar las actividades laborales y marchar por la zona céntrica de la ciudad.

La convocatoria de esta mañana partió con un centenar de mujeres desde el Consejo Escolar de Luján como espacio de referencia educacional. El reclamo a la institución se referenció en la necesidad de la implementación efectiva de la Ley Nacional N°26.150 de Educación Sexual Integral (ESI) a través del testimonio de niñas y niños cristalizado en carteles.

«La ESI me enseña que partes de mi cuerpo nadie debe tocar» sintetizó Emilia de 4 años. «La ESI me enseña sobre la construcción y el respeto de las distintas identidades y así aprendo quien soy yo» resumió Carla de 16 años.

A la ESI se suman otras demandas como el punto de partida de la unidad feminista: «Ni una menos» o «no tendrán la complicidad de nuestro silencio otra vez» y «marchamos por nosotras, por las que no están, por las que vendrán» son algunas de las consignas generales que elevaron las mujeres y disidencias.

Tal como se esperaba, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito es protagonista de la mañana que -tras disiparse la amenaza de lluvia- pintó de verde las calles de la ciudad.

Aborto legal, acceso a la interrupción voluntaria del embarazo estipulado por ley y entrega de misoprostol en el hospital y centros de atención primaria de la salud, son eje de las demandas que encabezan trabajadoras de la Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir.

Madres, hijas, amigas, militantes, vecinas, amas de casa, del barrio y del centro, docentes, estudiantes, abuelas y nietas; negras, gordas, tortas, orgullosxs; feministas, trabajadoras. La diversidad se configura como un elemento fundamental para la ola de mujeres y disidencias, que en unidad y con objetivos comunes, marchan por la ciudad reivindicando al movimiento feminista y sus demandas históricas.

Al grito de «alerta, alerta que camina la lucha feminista por America Latina» comenzó la marcha por la calle San Martín y continuará por diversos espacios de la zona céntrica, pasando por puntos destacados como la Basílica, Fiscalía, Comisaría de la Mujer y la Municipalidad, donde será el cierre.

Mientras tanto, pasan las mujeres al ritmo del #8M. En Luján y en el mundo, el Paro Internacional de Mujeres Trabajadoras marca la agenda. Será tarea del Estado, en todos sus estamentos, tomar nota y facilitar el cambio que ya empezó.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre