Foto: Julieta Brancatto

La corrida cambiaria y la devaluación del peso tuvo como consecuencia directa la pérdida de poder adquisitivo de laburantes. Ante esa situación, universitarios exigen una recomposición salarial y convocan a una movilización el próximo jueves 22 de agosto.

Luego de la derrota del Gobierno Nacional en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultaneas y Obligatorias, se produjo una corrida cambiaria que perjudicó a los sectores más necesitados de la sociedad. En promedio, se produjo una devaluación de la moneda nacional cercana al 25 por ciento, lo que lleva directamente a una pérdida de poder adquisitivo de los y las trabajadoras.

Ante esa situación, los y las docentes de ADUNLu denunciaron que la «devaluación significa la drástica elevación de los costos de vida, pulverizando los salarios, las jubilaciones y los programas sociales para las y los trabajadores desocupados». Además señalaron que «la agudización del fenómeno de devaluación impacta directamente en las Obras Sociales (como la DASMI) y sobre el ya escaso presupuesto universitario: desde el pago de los servicios como gas y luz, el financiamiento para Ciencia y Técnica; la parálisis total de las obras de infraestructura; la cobertura de nuevos ingresos docentes y nodocentes; y el financiamiento de comedores universitarios; entre otros».

En cuanto a la pérdida del poder adquisitivo, la última paritaria universitaria acordada con el Gobierno Nacional ya había dejado a los y las docentes con un sueldo por debajo de la canasta básica. Con la devaluación, la situación se profundizó y desde ADUNLu marcaron que «tenemos hoy un salario inicial congelado en $18.500 (ayudante de 1º con semi-exclusiva) y la aplicación de una «cláusula automática de actualización salarial» a cobrar recién en noviembre».

La misma situación le sucede al resto de los docentes de las 57 universidades nacionales. Por ello, Conadu Histórica declaró «el estado de alerta y movilización ante la grave situación económico-social que se ha agudizado con la corrida cambiaria posterior devaluación del dólar ocurrida tras la contundente derrota electoral del gobierno de Macri».

Al tiempo que resolvió demandar al gobierno nacional la urgente convocatoria a reunión de la Mesa Nacional de Negociación Salarial para exigir el pago inmediato del bono de cinco mil pesos anunciado para trabajadores estatales exigiendo que sea extensivo a todas las categorías docentes universitarias, preuniversitarias y jubilados/as del sistema.

Además pedirán el adelantamiento a agosto de la cuota del 8 por ciento de incremento salarial pautada para el mes de septiembre y un refuerzo de emergencia para las obras sociales universitarias. Entre los puntos acordados también se exigirá el aumento presupuestario para el conjunto de las Universidades Nacionales y del sector científico tecnológico.

Asimismo, Conadu Histórica acompañará la movilización convocada por CTA Autónoma el jueves 22 al Ministerio de la Producción y el Trabajo, ante la reunión del Consejo del Salario Mínimo Vital y Móvil.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí