Foto: Victoria Nordenstahl

Crece la incertidumbre respecto al futuro de la obra para relocalizar a familias inundadas. Funcionarios de Provincia recibieron a la Comisión pero a mitad de reunión les pidieron que se retiren para charlar mano a mano con Luciani. Suspenso y pocas respuestas en tiempos de campaña.

En la tarde de este miércoles miembros de la Comisión Mixta de Control y Seguimiento por Relocalizaciones de familias inundadas se reunieron en La Plata. La reunión sería junto al intendente Oscar Luciani y el secretario de Obras Públicas, Marcelo Gutiérrez y el administrador del Instituto de la Vivienda de la Provincia de Buenos Aires (IPV), Ismael Passaglia. El motivo, destrabar la situación en la que se encuentra el proyecto, actualmente sostenido por pocos obreros y a paso lento, hasta tanto se actualicen los montos.

Desde aquella inauguración por parte de la gobernadora de la provincia María Eugenia Vidal, en dónde categorizó a esta obra como una «prioridad» en su gestión, vecinos y vecinas inundadas de Luján siguen a la espera de que se terminen las obras para relocalizar a cientos de familias.

Desde 2015, cuando se prometieron 202 viviendas, la comunidad se organiza y sigue reclamando para que la obra avance y no quede paralizada. Es por esto que el pasado miércoles volvieron a movilizar al municipio, para destrabar una gestión que desde hace meses que está paralizada. Producto de la organización vecinal, pudieron gestionar una reunión en La Plata con el administrador del IPV Ismael Passaglia para este miércoles, aunque el resultado no fue bueno.

En primera instancia los miembros de la Comisión de Seguimiento que viajaron hasta La Plata denunciaron un gran maltrato por parte de Passaglia, quien los echó en plena reunión: «Entramos a la reunión, le entregamos una carta en dónde se expresaba todo lo que nos viene pasando y le preguntamos ¿Por qué el dinero no llegaba a Luján y cuales eran las trabas? Pero no nos contestaba, se quedaba hablando con los demás funcionarios. La respuesta fue echarnos, pero mal. Me parece una total falta de respeto», sostuvo Stella Ferrando, integrante de la Comisión.

Ahora ¿Llegaron los fondos a Luján y se utilizaron para otra cosa? A la espera de que finalizara la reunión que mantuvieron a solas Luciani con Passaglia, a los integrantes de la comisión les sigue generando sospechas y creen que los fondos para las viviendas ya fueron enviados a Luján, aunque no hayan tenido respuestas. «Acá hay algo raro. Me parece que la plata a Luján llegó en algún momento y que el intendente tiene algo que ver en todo esto. Creo que por eso la reunión en privado. Quizás la plata ha llegado y se ha usado para otra cosa».

Tras la reunión con Passaglia, Luciani tuvo que dar explicaciones a los miembros de la Comisión y les comentó que «El instituto no va a pagar más nada, hasta que la Cooperativa Santa Marta entregue nueve viviendas más», comentó Ferrando. Una vez que estas viviendas sean entregados, el IPV entregaría los 16 millones de pesos que restan, para finalizar las 58 viviendas de la etapa del plan en marcha.

Pero ¿Es posible garantizar la finalización de estas nueve viviendas? En principio desde la Comisión de Seguimiento fueron tajantes y aseguraron que la cooperativa no está en condiciones de garantizar estas nueve viviendas y que creen que la obra se va a terminar paralizando. «No hay más dinero para comprar insumos. Tenían que comprar la carpintería y no tenían plata, así que yo creo que la realidad de todo esto es que la obra se va a parar», comentó con mucha impotencia Stella Ferrando.

Por lo pronto la Comisión de Seguimiento se volverá a reunir para ver como continúan: «Vamos a tener una reunión y ahí ver que medidas vamos a tomar, porque la realidad es que no tuvimos una respuesta fehaciente», concluyó Ferrando.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí