Finalizó el primer Encuentro Zonal de Mujeres en la UNLu, organizado por la Asamblea Feminista de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans en Luján. Con variedad de talleres simultáneos, se vivió una jornada de sororidad y formación feminista. “Es un día histórico para nosotras”.

Este sábado fue el puntapié inicial para un recorrido aún más fuerte y organizado de la Asamblea Feminista de Luján. Tras la masiva movilización el pasado 8 de marzo, y los trenazos y vigilias durante la votación de la ley para despenalizar el aborto, las mujeres organizadas de nuestra ciudad fueron protagonistas del primer encuentro regional en clave feminista.

“Asumimos este nuevo desafío, con un despliegue organizativo que implicó el compromiso de gran cantidad de compañeres, para continuar construyendo la unidad, formándonos, deconstruyendonos y, sobre todo, abrazarnos en la seguridad de que somos muchas enfrentando a la violencia machista y al sistema patriarcal;  y de que organizadas somos poderosas”, expresaron desde la Asamblea.

La jornada se vivió con mucho compañerismo y organización. La lluvia y el granizo que cayó sobre la ciudad no logró detener la dinámica del encuentro que tuvo diez talleres simultáneos de formación en diferentes temáticas relacionadas a la mujer trabajadora y demás cuerpos feminizados.

La charla central Economía Feminista fue uno de los momentos más emocionantes de la tarde, cuando las expositoras -trabajadoras de la economía popular- contaron sus experiencias personales.

Charla central “Economía feminista”. Foto: Victoria Nordenstahl

“Tuvimos la necesidad de irnos de nuestras ciudades para tomar la tierra y producir nuestros propios alimentos. Aprendimos a producir, a respetar nuestra soberanía alimentaria y a ser conscientes de nosotras como productoras autónomas y consumidoras autogestivas”, relataron las trabajadoras de Parada Libertad.

Por su parte la Asamblea Feminista de Luján compartió un documento unificado donde resumieron los motivos del encuentro: “Por las mujeres, lesbianas, travestis y trans que aún no pueden alzar su voz, por las pibas que se lleva la trata, por las asesinadas, por las excluidas, por las violentadas en todas sus formas, las presas, las explotadas, por todas y todes. Para organizar la rabia, para no tener más miedo, para construir feminismo popular, alianzas políticas, sororidad. Para encontrarnos en las calles, abrazarnos en la lucha, pensarnos libres, sentirnos fuertes”.

Los talleres continuaron durante toda la tarde, generando momentos de encuentro, creación de lazos, reflexiones y construcciones colectivas. Finalmente se realizó una mística de camdombe para darle cierre a una jornada histórica para el feminismo lujanense, que ya piensa en el próximo encuentro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre