Foto: Equipo de comunicación Silvio Martini,

Con guiso peronista Silvio Martini se presentó como competidor en las P.A.S.O y expresó un discurso que terminó haciendo emocionar a su equipo, familiares y presentes. «Algunos compañeros pícaros quieren usar mi afección en la salud para decir que no puedo ser intendente. Así pierda todo lo que tenga de mi salud me voy a comprometer por Luján», gritó entre aplausos.

«Retinosis pigmentaria», contestó Silvio Martini rápidamente a Ladran Sancho, entre las ollas calientes que desfilaban con el guiso que comieron más de 250 personas. Recién había pasado el discurso de lanzamiento donde confirmaba que iba a competir en las PASO y en el cual también aprovechó para para explicar algo que hace parte de su vida, como lo es su diagnostico médico que le trae complicaciones en el cotidiano a partir de problemas en la vista.

Una vez dicho, se lo notaba tan relajado como satisfecho. «Lo decidí hace un rato, tenía que comentarlo por dos cosas; primero porque muchas veces no veo a quienes me saludan o se generan confusiones y, segundo, para poner en valor las capacidades que todos podemos tener más allá de nuestras dificultades», afirmó con una mano en el hombro del cronista.

El concejal peronista lanzó su carrera como precandidato para las Primarias Abiertas Obligatorias y Simultaneas del 11 de agosto dentro del flamante espacio del Frente Todos, la coalición peronista que nuclea al campo nacional y popular. Y en la arenga que proclamó en medio de la noche dejó conceptos políticos y personales que fueron repasando e intercalando diversas ideas de gobierno, varios proyectos, pero también las sensaciones personales.

«Nunca lo hablé públicamente, nunca lo dije públicamente, pero en estos momentos creo que es importante explicar algunas situaciones personales que sirven a la hora de aclarar situaciones que no se conocen. Porque algunos pícaros dicen ‘Silvio no puede ser candidato porque no ve’. Evalué decirlo o no decirlo, pero me pasó que a veces me encuentran en la calle y quizá no los saludo, pero es por un problema que tengo en la vista, o sea pido disculpas. Pero no me dificulta, como algunos compañeros andan diciendo, que no puedo ser intendente. Miren: voy a repartir jirones de mi vida si es necesario, para llevar a Luján a la victoria», se envalentonó.

Ya más compenetrado, y con los aplausos que iban en aumento, directamente cerró: «Lo voy a hacer aunque mi salud no me aguante, pero lo voy a hacer por Luján. Porque soñé, desde hace muchos años, otro Luján. Y estoy comprometido junto a ustedes, así pierda todo lo que tenga de mi salud, voy a comprometerme a sacar a Luján adelante. Necesito de ustedes, solo con ustedes lo vamos a poder lograr. Gracias vecinos, compañeros, compañeras… ¡Los quiero a todos, hasta la victoria siempre!».

En el aire quedó la sensación que Silvio decía algo que siempre quiso comentar, o al menos que estaba con ganas de blanquear. Tras algunos segundos, la emoción y la sorpresa quedó flotando pero Martini supo cómo salir: «Miren que hay más guiso», tiró y otra vez todos a comer.

«Cómo te lo puedo explicar… hay algunos que quieren que haya una sola lista. Entonces empiezan a bajar a compañeros y compañeras, diciendo ‘porque aquella es petisa, porque la otra recién arranca’, etc. Y hace poco salieron con esto para conmigo. Incluso si yo fuera ciego, ¿no puedo hacer política? Claro que se puede. En fin, son decisiones de vida. Por ejemplo, como el estrés es uno de lo causales que incrementa esto, parte de  mi familia no quiere saber nada con que esté en campaña. Pero para mi es pasión, sinceramente», explicó entre saludos y palmadas.

Martini reunió un número más que destacado de vecinos, vecinas y asociaciones. No es pequeño el pergamino que pudo exhibir: un salón Atlanta repleto, con visible participación territorial más que meramente política-partidaria; ahesiones de distintos puntos de las ciudad y las localidades, como también el MOPOSI de Jorge D’ Andrea y algunas organizaciones políticas peronistas.

Finalmente, con una contienda que ofrece candidatos y candidatas por doquier, el actual concejal de Red x Argentina quiere su lugar. Votos más, votos menos, Silvio Martini dio pasos más que importantes para una carrera política que no se termina en octubre. Cuando lo personal se hace concretamente político las victorias electorales se vuelven efímeras. Y lo importante es eso que pasa mientras se desarrolla una campaña.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre