Foto: Julieta Brancatto.

La atleta de nuestra ciudad se prepara para el mayor desafío de su carrera. Brasil la espera para ser la sede de su próximo sueño: un récord mundial.

Una tarde de casi primavera, Ladran Sancho visitó en su gimnasio a la campeona nacional y sudamericana Mariana Miguez para conocer sobre su camino en el powerlifting, su pase al mundial de Brasil y sobre las dificultades que encuentra a diario para solventar los gastos que requiere este deporte.

¿Qué es el powerlifting? Un deporte caracterizado por la fuerza. Consta de tres movimientos principales: las sentadillas, el peso muerto o despegue y el banco plano. Para cada movimiento cada deportista tiene tres levantamientos, registrando el de mayor peso. En la competencia tres jueces dictaminan si los movimientos cumplen con los requisitos y se realiza una sumatoria total de kilos para definir al ganador.

Mariana Miguez tiene 36 años, conoció este deporte hace cuatro años en un curso de Ezequiel Costa, uno de los referentes de la disciplina en Argentina.

Luego de un año de puro entrenamiento comenzó a competir. A menos de dos años de sus primeras competencias ya logró ser campeona en tres ocasiones: en dos torneos nacionales y en uno sudamericano.

Durante el 2018 participó de un torneo nacional obteniendo el título. Ese torneo le dio el pase al sudamericano que se realizó en Chile. Allí también, con una gran actuación, logró el primer puesto en la categoría hasta 55 kilos y también el récord nacional y sudamericano en peso muerto con 170 kilogramos.

Foto: Julieta Brancatto.

Entre el 6 y el 8 de septiembre participó del Campeonato Argentino de Powerlifting en la ciudad de Chascomús, donde mejoró su propio récord y se volvió a quedar con el primer puesto, logrando el pase al Mundial de Brasil que se realizará entre los días 7 y 10 de noviembre. “El mundial estuvo en mi cabeza desde principio de año” dice sonriendo la deportista mientras recordaba sus títulos y contaba que esto lo consigue entrenando todos los días.

Sin embargo no todo son alegrías. Muchas veces se resalta el resultado final y no se ve el sacrificio cotidiano de diversidad de deportistas en variedad de disciplinas. Al no ser un deporte reconocido recibe poco apoyo de entidades u otros organismos. El esfuerzo se sostiene con el apoyo de amigos y familiares. “No hay muchas opciones, si no hacés una rifa o ves como te la rebuscás no tenés apoyo” recalca Mariana.

Apoyo que le permite hacer frente a los gastos en cada competencia. Otra dificultad que se le presenta es la indumentaria. En Argentina no hay una marca que se dedique a hacer ropa de para esta actividad. Debe importarla, con los costos que ello implica. Aunque en los últimos tiempos logró conseguir en Rosario que una marca le realice indumentaria de calidad a buen precio.

Día a día Mariana busca superarse en un deporte que le exige superar sus propias marcas. Su horizonte es llegar a cumplir sus metas y seguir haciendo historia en este deporte. El próximo paso será noviembre, cuando llegue a Brasil con el objetivo de conseguir su récord mundial.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí