Foto: Victoria Nordenstahl.

Este jueves se desarrolla una jornada de lucha frente a las oficinas de ANSES en todo el país. CTEP, Barrios de Pie y la CCC reclaman «la restitución de los salarios sociales complementarios y los programas Hacemos Futuro dados de baja sin justificación”.

Cientos de salarios sociales complementarios y decenas de programas Hacemos Futuro fueron dados de baja por parte de los ministerios nacionales a lo largo del territorio nacional. Es por esto que las agrupaciones se concentraron en Luján, para replicar lo que sucederá en todo el país.

La medida política y sin justificación afecta a miles de trabajadores y trabajadoras del sector más humilde del país organizados en cooperativas de trabajo en el marco de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, la Corriente Clasista y Combativa y Barrios de Pie. Las bajas, en muchos casos pega de lleno en comedores y merenderos ya que también cayeron cupos de quienes los sostienen en las barriadas más golpeadas por la crisis.

Por eso, las organizaciones sociales marchan este jueves desde el Obelisco a la central de ANSES en Avenida Córdoba 720. A su vez, se replican las concentraciones en las sedes de cada ciudad. En Luján, la movida contó con un centenar de personas que concentraron en la calle Almirante Brown pasadas las 10 de la mañana. Allí, tras un rato de agite se entregó un documento, el cuál manifestaba la disconformidad a la medida.

«Venimos a manifestar nuestro máximo repudio a la instrumentación que se está realizando en el relevamiento de los programas sociales. Han generado un sinfin de trámites en oficinas que no funcionan y que no acompañan la ampliación y el cumplimiento de derechos básicos, sino que cada vez los restringen más», remarcaba el documento entregado.

Andrea Tessey, referente de Movimiento Evita, leyó el petitorio frente a la sede de ANSES. Foto: Victoria Nordenstahl.

Además se pidió por la «inmediata reincorporación de los miles de trabajadores y trabajadoras que fueron suspendidos. Basta de suspensiones injustificadas. No toleraremos más la prepotencia, el desmanejo y el manoseo intencionado».

La actividad también incluyó el pedido por la urgente sanción de la Emergencia Alimentaria ya que “la inflación imparable en el precio de la canasta básica de alimentos hace que en los barrios las familias no puedan hacer más de una comida diaria y los comedores de las organizaciones tienen que contener el avance del hambre, que cada día se profundiza más ante la crisis social y laboral que se vive. En un contexto de crisis como el que estamos viviendo, la preocupación de los funcionarios debe ser que los trabajadores tengan un plato de comida en su mesa”.

Tras la entrega del petitorio, referentes de las agrupaciones presentes dialogaron con el gerente de ANSES Luján y acordaron que todos los usuarios de planes y programas que hayan sido dado de baja, iban a ser informados desde la cede local de ANSES en que situación estaban y se comprometieron a iniciar las gestiones correspondientes para reincorporarlos.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre