Previo a la misa, el amplio campo popular, político y sindical llamó insistentemente a que el gobierno de Cambiemos preste atención a los reclamos de los sectores más golpeados. Ajuste, pobreza, desempleo y reforma laboral son los ejes que unifican a la oposición en búsqueda de la resistencia al neoliberalismo.

Tras la llegada de trabajadores de todo el país los referentes sindicales, políticos y sociales se mostraron alineados en una agenda de reclamos y exigencias que serán parte de la misa, como emergente de un conglomerado de pedidos a la patrona del país. El encuentro de fe y pedidos populares funciona como demostración de descontento ante una crisis social creciente. El Hotel de La Paz fue la básica que congregó figuras de todos los sectores quienes, a su turno, aprovecharon para llamar a la unidad y enfrentar al ajuste.

“Lo importante va a ser el mensaje que va a dar la iglesia en este contexto que están viviendo millones de trabajadores, esto va a ser un mensaje de Paz, Pan, y Trabajo para que el gobierno por lo menos escuche a la Iglesia, porque solo escucha a los empresarios, no escucha a los trabajadores, así que esperemos que escuche a la iglesia”, arremetió el líder de camioneros Pablo Moyano. Al instante señaló que rechazan “cualquier intento de reforma laboral: nuevamente están con eso; ayer en el ‘Coloquio de IDEA’ surge nuevamente la posibilidad de reflotar la reforma laboral pero nosotros vamos a estar en la calle para decirle que no”.

Foto: @AlbertoDescalzo

Fernando Espinosa, diputado nacional y expresidente del Partido Justicialista aclaró que “esto es una gran marcha de fe, venimos a pedir a la patrona de todos los argentinos, por lodos los que están sufriendo y teniendo tantas necesidades. Es la segunda crisis económica y social más grande que sufrimos los argentinos después del 2001. Una inflación por las nubes, está terminando con el bolsillo de los trabajadores y la plata no alcanza. Y los que no tienen trabajo están totalmente desesperanzados”.

Desde el sector de  los intendentes, el peronista Leonardo Nardini (jefe comunal de Malvinas Argentinas) describió que “La situación está compleja, la gente no la está pasando bien, hay un claro sentido de pérdida del poder adquisitivo de la clase media, de la clase trabajadora. Y la verdad que es en llamado de atención para que el gobierno escuche. también lo que va a pasar con el presupuesto, que es un claro presupuesto de ajuste. El gobierno Corta el hilo por lo mas delgado, todo lo que había dicho que iban a respetar, no fue así”.

Vanesa Siley, diputada nacional con recorrido y referencia en la organización de Mujeres Sindicalistas entregó su visión en tanto la participación femenina y feminista: “La compañeras definimos que veníamos y acá estamos, la verdad es que siempre hay que poner por arriba el interés superior que es el de la patria, patria que hoy está en peligro. Y cuando viene el ajuste las primeras es perder somos las mujeres. Entonces hay que pregonar la unidad para resistir al modelo económico. Un ejemplo de eso es el presupuesto, al cual nosotras nos oponemos al presupuesto y vamos a votar en contra”. Respecto a la polémica entre pañuelos verdes y religión en una fecha como esta, aclaró: “Sostengo que nadie le puede cuestionar la fe al otro, ni los ideales del feminismo: hoy es un día de unidad”.

Foto: @vtolosapaz

El jefe de la Asociación Bancaria, Sergio Palazzo expresó. “La jornada representa un serie de reclamos históricos del movimiento obrero y que hoy tiene mas vigencia que nunca. Las políticas del gobierno han perjudicado a varios hogares argentinos y era necesario hacer una manifestación en paz. Lo bueno es que sigue construyéndose con más volumen un espacio que le dice al gobierno que está y llegó, que hay un espacio que está dispuesto a resistir. Un solo movimiento obrero seria lo correcto, pero ya hay unidad en acción y eso es importante. También hay que pedir que el 24 hay que hacer el paro nacional que se prevé para noviembre, por ser un presupuesto de ajuste”.

El diputado Nacional Felipe Sola fue otra de las caras en el Hotel de la Paz: “Estamos acá porque al situación es desesperante para muchos argentinos y muy grave para otros. Y nuestra responsabilidad está en dar testimonio de eso, tenemos un compromiso y hoy venimos a María, a Luján, que es la patrona de Argentina. Vamos a asistir a una misa, todos, cualquiera sea nuestro credo. El mío es católico pero hay otros compañeros que no, por supuesto, y a pedirle porque las cosas cambien. A pedirle todo eso que hace falta adicionalmente a nuestro esfuerzo, a nuestro trabajo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre