Es una propuesta que se replica en cada vez más establecimientos educativos. Pibas y pibes llevan sus pañuelos verdes a las escuelas para pedir aborto legal, seguro y gratuito. Luján no está exenta: educación sexual y aborto legal son los principales reclamos.

Tras el pañuelazo que se realizó el jueves frente a la Municipalidad, a finales de semana estudiantes de Luján se organizaron y reprodujeron la movida en sus escuelas. Esta mañana volvieron a vestirse de verde y son cada vez más las escuelas que se suman a un debate que ya no le escapa a nadie, menos a las instituciones.

El pañuelo verde de la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, se convirtió en un símbolo que rompe barreras etarias, geográficas, sociales y económicas. Por estos días en que se discute en el Congreso el proyecto para legalizar y despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo, no hay quien no sepa reconocer su significado.

Impulsadas por el pañuelazo que se realizó el jueves en las escalinatas de la Municipalidad, estudiantes de nuestra ciudad se organizaron para replicar la intervención en sus colegios. Esta mañana lo repitieron: con pañuelo en mano, las escuelas Gutiérrez, Los Tilos, la E.E.P N°19, la E.E.S N°14, la E.E.S N°7 y la E.E.S N°20 se volvieron a vestir de verde.

«La repercusión fue muy buena. Entre las pibas nos íbamos reconociendo, hace años vengo a esta escuela y el viernes vi caras que nunca había visto. En mi salón la movida hizo que se abrieran debates de todo tipo con quiénes estaban de acuerdo o no», contó a Ladran Sancho una de las estudiantes de la escuela Gutiérrez.

Los días martes y jueves se está dando el debate en comisiones del recinto. Son los mismos días elegidos por las organizaciones para realizar distintas actividades frente al Congreso y en varios puntos del país, entre ellas los pañuelazos que se hacen los martes.

«Surgió todo de ahí, llevar la movida a la escuela fue genial. Que los directivos vean que por primera vez todas nos empezamos a reconocer como una, todas con el mismo fin, lo sentí como algo súper lindo».

¿Aborto legal o clandestino? es un debate que no le escapa a ningún estamento de la sociedad. Con la Ley N°26.510 de Educación Sexual Integral (ESI) como eje, las escuelas deben adecuarse a la discusión y abrir los espacios necesarios para que las y los estudiantes  se informen, discutan y construyan sobre los diversos temas de coyuntura.

Aunque no es tan sencillo como parece. Vale recordar la discusión que se dió tanto puertas adentro y como afuera de los establecimientos educativos, por abordar la desaparición de Santiago Maldonado, un tema sensible y muy mediatizado.

En este caso las estudiantes señalaron que la recepción fue muy buena: «En la sala de profesores fue tema de charla, pero bien. Ni los profesores ni los directivos nos dijeron absolutamente nada».

En este contexto, se espera que se realicen nuevos pañuelazos y que otras escuelas se sumen a esta movida juvenil que empuja a que las instituciones no queden por fuera de los grandes debates sociales.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí