En el CC Artigas se realizó una nueva edición de uno de los eventos locales que se enmarcan en la cultura hip hop. Una competencia de freestyle entre pibes menores de 16 años fue el principal atractivo. 

«¡Muchachos arranca la inscripción, vengan a anotarse!», anunció un organizador apenas pasadas las 18:00 del sábado en el Centro Cultural José Artigas que, a esa hora, ya contaba con una gran cantidad de personas entre público y competidores.

«Lujanderground es una fiesta que empezó hace 6 años y lo que hacemos es divulgar la cultura hip hop en todos su aspectos como el freestyle, el beatbox, la música y ahora también incorporamos tatuaje. Lo cultural es muy importante para nosotros porque cambiamos muchas vidas y también cambian nuestras propias vidas», contó Rx Roodrix, uno de los organizadores.

Es notorio el crecimiento en convocatoria de este tipo de fiestas en la zona oeste (o el West Side, como le dicen los pibes). «Antes para ir a un evento de hip hop teníamos que viajar. Hoy, el hip hop y el trap se conocen cada vez más y eso nos ayudó a que crezcamos, no solamente nosotros, sino la cultura en general».

«Lo de hoy es un evento especial porque es una versión junior para menores de 16 años que se pueden anotar libremente para competir, sin preclasificación. La idea es que vayan aprendiendo esta cultura que es hermosa», prosiguió Rx Roodrix.

Las habilidades artísticas de los jóvenes aparecieron apenas el DJ largó los beats y empezaron a fluir las palabras sobre la pista. El público festejó las rimas con mayor entusiasmo cuando entraban justo sobre el cierre del patrón rítmico, logrando así un buen acote o punchline por parte del competidor. 

También se registró un mayor apoyo cuando, a priori, uno de los competidores parecía más débil que su rival de turno solo por tener menos años. Esto se reflejó en el empuje que recibió Alejo, quién empezó siendo subestimado por su rival en primera ronda pero finalmente fue el justo vencedor por su capacidad para rimar y por la empatía que genera un niño que se divierte jugando.

Foto: Julieta Brancatto

Lo que se vive cotidianamente en el barrio forma parte de la sustancia de lo que los jóvenes tienen para decir cuando toman el escenario y se les abre el micrófono. El resto está en el estilo o el flow que cultiva cada uno de los MC´s para destacarse. En este evento en particular, hubo poco presencia de mujeres entre el público y nula entre competidores. 

En algunas rimas se pondera el éxito individual y se utiliza la conquista del territorio o del cuerpo del oponente como sinónimo de triunfo. Si bien este tipo de recursos está presente en las improvisaciones, es algo que queda ahí ya que en el ambiente del hip hop se respira hermandad y solidaridad.

«Vienen personas de todos lados, la difusión la hacemos por Facebook e Instagram y también por el boca en boca de los pibes que ya han venido anteriormente y le comentan a sus amigos del barrio. Con el staff de Base Crew Luján nos damos cuenta que es como una medicina para los pibes subirse al escenario a decir lo que quieren decir», reflexionó Rx Roodrix.   

Uno de los jurados de la compe fue Kiro, el lujanense que está haciéndose un lugar en las grandes ligas buscando sumar los puntos necesarios para el ascenso a la FMS (Freestyle Masters Series). «”Lujanderground” es donde yo empecé, entonces venir y ver a todos los pibitos nuevos me genera una re emoción. Aprendí una banda de cosas siendo jurado y me dí cuenta de que dejamos una escuela bastante buena. Este es el potrero», expresó Kiro.

«El freestyle para mí es una forma de expresión re zarpada. Significa liberación de muchas cosas, de mucho estrés de la semana. Vos vas a una competencia y decís “bueno, voy a rapear y la voy a romper porque tuve una semana o un día de mierda”. El freestyle es un juego, primero mirás batallas, empezás a jugar y después si te gusta le mandas para adelante y se convierte en un deporte, en un estilo de vida», cerró el lujanense.

Fotos: Julieta Brancatto

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí