Foto: Agustín Bordignon

El equipo de la Basílica cayó por 2 a 1 frente a Ferrocarril Midland y Abel Orona dejó de ser el técnico. La racha negativa y la falta de funcionamiento dieron por terminado su ciclo y ya suena el posible reemplazante.

Luján volvió a caer en el certamen de la primera C y acumula ocho juegos sin conocer la victoria. El equipo de la Basílica no tuvo un buen partido, quedó último en la tabla de posiciones.

El partido comenzó cuesta arriba para Luján: pelota parada desde la derecha, centro que cayó por el segundo palo en el área chica y ante un Quiros estático, que no salió a buscar una pelota que claramente es del arquero, el jugador de Midland apareció en soledad y cabeceó para poner el 1 a 0.

Sin embargo Luján respondió rápidamente y se puso nuevamente a tiro, luego de una jugada rápida. Un lateral de Zúccaro que cayó al área y encontró a Maxi Pighín, que se la picó al arquero y empató las acciones.

Foto: Agustín Bordignon

Sin embargo la visita volvió a tener la chance de ponerse en ventaja ante las desatenciones de la última línea de Luján. El equipo de la ciudad, con más empuje que buen juego lo intentaba por las bandas, aunque sin muchas ideas.

Ya en el complemento nuevamente Midland avisó en varias oportunidades, ocasionándole un dolor de cabeza a Luján por las bandas. La impaciencia del público apresuraba al Lujanero, que lo iba a buscar.

Y una vez que Luján había agarrado mal parado a Midland, Águila jugó la personal pero no entendió lo que demandaba la jugada con superioridad numérica. Con la visita retrocediendo, perdió la pelota y partió la contra: jugada por la derecha que terminó en un pelotazo cruzado al segundo palo, el atacante de Midland la metió al área y apareció por el segundo palo Imanol Varela para empujarla y poner arriba a Midland.

Foto: Agustín Bordignon

La visita se llevó con los tres puntos, mientras que el Lujanero quedó en el último lugar de la tabla de posiciones y la dirigencia le comunicó a Abel Orona que no seguirá al mando del equipo.

De esta manera Luján está en busca de un nuevo entrenador con el objetivo de sacar al equipo del pozo y el primer nombre que se barajó fue el de Osvaldo Ruggero, quien ya dirigió al Lujanero y tuvo un buen paso por el banco de los suplentes del equipo de la banda. Las próximas horas serán claves para saber finalmente quien se hará cargo de un equipo que necesita un golpe de timón con urgencia.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí