Foto: Agustín Bordignon.

El equipo de la Basílica volvió a tener un partido pésimo en defensa y sufrió un duro cachetazo ante Lamadrid, en el Municipal. Fue 3 a 2 en favor del Carcelero, tras una ráfaga de goles de Luján sobre el final.

Luján volvió a perder y su andar es preocupante. En la mañana de este sábado cayó por 3 a 2 ante General Lamadrid y volvió a dejar una mala imagen en defensa. Los errores en la última línea y la falta de eficacia terminaron decantando en otro mal resultado que pone en discusión la continuidad de Orona.

Es cierto que la ráfaga sobre el final terminó dejando otra imagen. Sin embargo en el mayor tiempo del partido hubo errores por doquier en la última línea, jugadores que no entraron metidos, que sumado a la falta de resolución en el ataque es el combo para explicar esta nueva derrota del conjunto de la Basílica.

Lamadrid llegaba al enfrentamiento con tan solo tres goles en el torneo. El sábado por la mañana madrugó al local en apenas diez minutos de partido. Golpeó rápido el Carcelero que llegó por la derecha hasta el fondo con Castro, un centro atrás y en soledad apareció Andrés Guzmán en el área, ante una defensa que miró cómo el delantero colocó el pié derecho y puso la pelota contra el palo izquierdo de Quiros.

Luján rápidamente tuvo la chance de igualar ese resultado parcial, pero Ravest se perdió un gol increíble abajo del arco. Para colmo la visita estiró la ventaja de la mano de Castro, tras un mal despeje de Mateo Pighín que peinó la pelota y la dejó servida para que el jugador de Lamadrid definiera por sobre Quiros.

De todas maneras Luján llegó pero no pudo concretar. Duche estaba muy activo y era lo más relevante del equipo local, mientras que Salomone se perdió otro gol difícil de explicar, cuando solo la tenía que empujar. El Lujanero dominó la pelota, mientras que Lamadrid ya solo esperaba, luego de haber aprovechado al máximo lo poco que generó. Esa eficacia que le viene faltando a Luján.

Con el ingreso del Polaco Sánchez el conjunto de la basílica tuvo una opción más por la banda derecha, aunque en el pié a pié el lateral visitante estuvo muy atento. Y sobre llovido, mojado. Grosero error de Quiros en la salida, que rechazó, la pelota dio en el pié de Guzmán que lo presionó y la pelota terminó metiéndose para el 3 a 0 y el desconsuelo.

Sobre el final el Lujanero tuvo una ráfaga, producto del empuje y el resguardo de Lamadrid y por poco lo empata. Centro de Águila y el Topo Duche lo fulminó al arquero visitante, apareciendo por el segundo palo a los 41′. Y dos minutos más tarde apareció el Polaco Sánchez -no se explica cómo no es titular-, que cortó para el medio y remató con su pierna menos hábil, para colgarla de un ángulo. Verdadero golazo.

Pese al empuje Luján perdió, aunque dejando otra imagen. Es cierto que el equipo de Orona mereció un poco más pero los serios errores en defensa siguen quedando al descubierto. El resultado final le da una ficha más a Orona, porque el 3 a 0 era un resultado saca técnico. El 3 a 2 y el equipo jugado en ataque aportan esa cuota de esperanza para revertir esto.

Cabe remarcar que el próximo lunes el equipo local tendrá que enfrentar a Dock Sud, que viene de golear 3 a 0 a Deportivo Merlo en condición de visitante. La cosa pinta difícil pero esos cinco minutos finales tendrán que ser tomados como el punto de partida para buscar la recuperación.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí