Foto: Agustín Bordignon.

El equipo de la Basílica empató 1 a 1 en su visita a El Porvenir mostrando otra imagen luego de la derrota en el municipal ante Alem. Con muchas modificaciones y nuevo esquema táctico, a Luján le faltó poco para quedarse con los tres puntos.

Luján logró mejorar en su juego aunque debió conformarse con un empate el último en la tabla de posiciones. Se encontró en desventaja, aunque en la segunda mitad mejoró y hasta se pudo quedar con los tres puntos. Faltó en la definición pero se vio otra imagen.

Hacía falta mover las piezas para intentar revertir la situación. Eso es lo que hizo Abel Orona para este compromiso importante en lo anímico, teniendo en cuenta la derrota del pasado fin de semana ante Alem. Para este partido el técnico metió mano y fueron seis las modificaciones, con una defensa casi nueva con respecto al choque ante el Lechero.

Diego Quiros reemplazó en el arco a Matías Caputto, Mateo Pighín retornó a la zaga central, Franco Rodríguez pasó a jugar de tres, Hernán Pineda hizo su debut en lugar de Vallejos, ingresó Llodrá y Zúccaro se metió por Montenegro. Además de las modificaciones, también el planteo táctico fue modificado, con un clásico 4-4-2.

Lo cierto es que Luján mejoró mucho con respecto a lo que había mostrado en el partido ante el equipo de General Rodríguez, pero hay que remarcar el pésimo estado del campo de juego, totalmente desmejorado y casi imposible para dominar la pelota.

Sin embargo a los seis minutos de partido, cuando Luján manejaba la pelota, un tiro libre en la mitad de la cancha en favor del local terminó siendo la carta para abrir el marcador. Hugo Tarazona levantó los dos brazos, metió el derechazo y la pelota se terminó metiendo ante la muy mala salida de Diego Quiros.

Tras el gol Luján tuvo varias chances para igualar el partido pero no estuvo fino a la hora del ataque. El local también atacaba y buscaba estirar la ventaja.

Ya en el complemento Luján salió decidido a empatar el partido y lo consiguió de pelota parada. Tiro libre en la puerta del área, barrera nutrida y el Chino Pérez que la acarició, la pelota pegó en la parte inferior del palo izquierdo del arquero de el Porve, dio en la espalda de Cabral y se metió al fondo de la red.

Con el empate Luján creció en el juego, comenzó a esperar más arriba, la presión fue más intensa y el equipo de Orona fue superior al conjunto de Gerli. Solamente por la falta de eficacia del equipo de la Basílica el encuentro terminó igualado en uno. Luján empató pero mostró otra cara que sin dudas es el camino para salir de esta racha negativa.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí