El Ejecutivo envió una nota a los directores del hospital de Luján en donde les informaron que deben recortar uno de los dos francos que tiene el personal de enfermería del turno noche o quitar el “plus nocturnidad”. En la asamblea de laburantes y concejales, uno de los directores reconoció: “El Hospital está detonado”.

Esta mañana el personal de enfermería del turno noche del hospital de Luján realizó una asamblea en donde participaron concejales de la oposición, integrantes de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), y uno de los cinco directores de la institución, Marcelo Musso.

El motivo de la asamblea fue una resolución del Departamento Ejecutivo, específicamente de la Secretaría de Recursos Humanos, en donde indica a los directores del hospital que deben recortar uno de los dos francos semanales correspondientes al personal de enfermería del turno noche. En caso de que los trabajadores no quieran perder un día de descanso, perderían el plus de nocturnidad que ronda en los mil quinientos pesos.

Los trabajadores se organizaron para reclamar lo que consideraron un “derecho adquirido”. Y mediante un documento que enviaron a los directores del hospital y al secretario de Recursos Humanos, sostuvieron que “no somos beneficiarios del dinero correspondiente llamado plus nocturno, siendo que este se encuentra dentro de las bonificaciones de horas extras que a la fecha tienen nueve meses de retraso y con un destino incierto en el tema de regularización del cobro”.

Al mismo tiempo explicaron que “por una cuestión humanitaria consideramos necesario los dos francos para recuperar la capacidad y brindar eficientemente nuestro desempeño psicomotriz en nuestras diferentes tareas dentro de los distintos servicios del nosocomio”.

De la asamblea también participó uno de los directores del hospital, Marcelo Musso. Y más que defender la gestión repartió criticas e incomodidades con el lugar que ocupa y la gestión que se realiza dentro de la institución. Reconociendo la falta de dirección, Musso manifestó “el Hospital está detonado. Por lo único que se sostiene es por el personal”. A lo que agregó “yo soy un laburante más, a mi me contratan desde el Ejecutivo”.

En la asamblea se discutieron otros temas además del recorte en los francos y la quita del plus de nocturnidad como la inseguridad que viven los laburantes durante las guardias y la falta de dirección por parte de los directores. “Viene Gowland y nos dice ‘yo maneje una clínica, se como manejar esto’. Pero no entiende que esto no es una clínica, es un hospital municipal y público. No entiende nada” sostuvo un trabajador.

Como conclusión de la asamblea, los trabajadores, representantes sindicales y los concejales le exigieron a Marcelo Musso que le comunique a Agustín Musso la necesidad urgente de dar marcha atrás con esta medida. “Queremos una reunión con Musso. Pero lo urgente es que se le comunique que esto tiene que volver atrás en 24 horas. Si no vuelve atrás vamos a avanzar en una plan de lucha” fustigó el concejal Siror.

A la espera de novedades, trabajadores y trabajadoras se volverán a reunir este martes 27 de noviembre a las 8 de la mañana. En caso de que el municipio no vuelva atrás con la medida planteada los y las laburantes comenzaran con medidas gremiales.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre