Así lo informaron desde la Dirección de Niñez tras escuchar a la menor y entrevistarse con una familiar, quien ahora oficiará como su tutora. Desde el municipio buscarán contener y dar seguimiento a la situación.

La niña que fue encontrada tras escaparse de la Casa de Abrigo, resulta ser una “papa caliente” para el municipio con dispositivos insuficientes para dar respuesta a una problemática compleja.

A pesar de haber argumentado que Lucía seguiría en manos del Servicio Local porque no quería volver con sus padres y que además no había mayores que pudieran hacerse cargo; este lunes se confirmó que la niña quedará a cargo de una familiar.

Lucía fue encontrada el viernes último en la zona sur del conurbano bonaerense gracias a los datos aportados por la niña que se había escapado con ella de la Casa de Abrigo, quien se presentó voluntariamente en la casa de su madre.

Desde la Dirección de Niñez confirmaron a este medio que Lucía fue atendida por personal médico del hospital, para hacerle estudios y controles, y que se encuentra en buen estado. Tras escuchar a la niña, se concretó la decisión y quedará en custodia de una familiar.

Lucía se reencontró con su madre y está previsto que pronto lo haga con su padre. La niña manifestó que quiere conservar el vínculo pero no convivir con ninguno de los dos. La Directora Ana Suárez explicó que en las intervenciones anteriores no contaban con la posibilidad de que esta familiar oficie de tutora. Hecho que tuvo lugar con la última aparición.

Por su parte seguirán trabajando desde el área con el equipo de psicólogos quienes delinearon distintas estrategias para contener a la niña y a la familia. Además de la Dirección de Niñez seguirán interviniendo personal de salud, del Juzgado de Familia y el Servicio Local. Mientras por otra vía, avanzará la causa judicial en competencia de la fiscalía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre