Foto: Julieta Brancatto

En un nuevo aniversario del golpe genocida se desarrolló el acto central en la Plazoleta de los Derechos Humanos de nuestra ciudad. Al tradicional grito de «¡Presentes!», se recordó a los y las militantes que sufrieron detención y desaparición durante los años de la dictadura militar.

Como cada 24 de marzo, vecinos y vecinas de Luján se dieron cita para recordar una de las fechas más oscuras de la historia argentina y que tuvo implicancias sociales y económicas estructurales para nuestro país. La desaparición de 30.000 personas, los mecanismos de tortura y muerte por parte de las fuerzas armadas, la complicidad eclesiástica, la interrupción del estado de Derecho y, por si fuera poco, la destrucción del entramado productivo y laboral en complemento con el endeudamiento externo, dieron paso al neoliberalismo en el país y en la región. Tras 43 años, tamaña marca social despierta la necesidad de la memoria permanente.

La coyuntura y el pasado van y vienen en las palabras que se redactaron para el documento oficial de nuestra ciudad: «A pesar de sus intentos expresados en los dichos de los propios funcionarios de Cambiemos, en las editoriales de su prensa amiga, en sus voceros televisivos, aquí estamos para seguir militando lo que no son solo consignas. Decimos y actuamos en este presente para que sea real y efectivo el ¡NUNCA MÁS!; exigimos ¡JUICIO Y CASTIGO A LOS GENOCIDAS Y SUS CÓMPLICES CIVILES!; militamos activamente la Memoria porque ¡NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS y NO NOS RECONCILIAMOS!».

Foto: Julieta Brancatto

Una generación entera propuso otras formas de entender la vida política, social y cultural. Luján no fue ajeno a dicho momento histórico y en el acto central de esta mañana se encendió la llama de la memoria que apunta a mantener en el cotidiano la importancia de los Derechos Humanos y la lucha que significó para quienes militaban, trabajaban o estudiaban durante los años de plomo. Con la bandera de los 25 detenidos desaparecidos lujanenses, el acto se llevó adelante con una grilla tan tradicional como emocionante.

«La negación de nuestra historia reciente, las políticas económicas neoliberales, el uso arbitrario de la justicia para perseguir a líderes populares, la criminalización de la protesta social son retrocesos que no podemos permitir que continúen. Por eso debemos mantenernos movilizados tal como venimos haciendo, tal como vienen haciendo nuestras hermanas y hermanos latinoamericanos ante el avance de la derecha en nuestra región. El retroceso existe, pero también existe la continuidad de la lucha popular: partidos, movimientos sociales, sindicatos, y millones de personas en nuestro país y en la región no estamos dispuestos a ceder las conquistas obtenidas», leyeron desde la Comisión de Familiares y Amigos de Detenidos-Desparecidos de Luján. El documento, típico y necesario al momento de establecer posturas y líneas comunicantes entre el pasado y este presente, fue leído para luego dar paso al micrófono abierto.

Foto: Julienta Brancatto.

Este año también participaron de la jornada estudiantes de la Escuela Primaria para Jóvenes y Adultos N°701, también del Centro de Educación para Adultos N°708 y asimismo de la Escuela Primaria 23 de Olivera. Al calor del sol mañanero pudieron verse flamear los dibujos que expusieron desde la localidad y fueron parte de la escenografía de la plaza.

En clara expresión de los avances pasados, el documento señala que «son 43 años de LUCHA. Muchas veces con políticas adversas y otras veces con políticas que acompañaron los históricos y actuales reclamos, políticas como las implementadas durante los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. Ha sido la militancia constante y activa de los organismos de DDHH y de los sobrevivientes la que hizo posible juzgar y que se sigan juzgando y condenando a los genocidas, la que permitió recuperar los centros clandestinos de detención como espacios de Memoria y, sobre todo, la que mantiene siempre en alto las banderas de nuestras compañeras y compañeros»

Foto: Julieta Brancatto

Desde el 2015, los retrocesos son parte del gobierno de Mauricio Macri. «Volvemos a vivir en un contexto adverso para los sectores populares. Desde que la Alianza Cambiemos asumió el gobierno ha fomentado el negacionismo, posibilitando el resurgimiento de la teoría de los dos demonios, ahora recargada. Se pretende desconocer la represión ejercida sobre nuestras y nuestros compañeros desaparecidos y presos políticos minimizando así la violencia represiva como parte de la estrategia negacionista. Teoría recargada que pretende negar el número de víctimas, que relegitima el accionar represivo y deslegitima la lucha histórica y actual de los organismos de DDHH», explica el texto que cuenta con las firmas de sectores políticos, organizaciones sociales y sindicales.

Alvaro López, guitarrero y cantautor, leyó unas palabras de Jorgue Miguez, otro histórico orador en estos actos. «Hoy me pregunto, si hubo en tiempo en el que nuestra se atrevió a decir ‘Memoria, Verdad y Justicia’, qué esperamos hoy para decir basta, para ponerle freno al atropello». Con el paso a la música, a las palmas y al canto, el acto se fue yendo.

De esta manera, la jornada, que comenzó el sábado con la Vigilia y siguió este domingo con el acto local, terminará en Plaza de Mayo con la multitudinaria marcha que año a año realizan miles de personas para demostrar la persistencia de una memoria que se mantiene viva a pesar de los gobiernos de turno.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre