Mitad ratas, mitad patrones. Una nueva audiencia en el Ministerio de Trabajo local terminó en la nada. Entre Sport Tech y Adidas no se hacen cargo de las indemnizaciones, mientras trabajadoras y trabajadores siguen sin saber cuándo y cuánto cobrarán. “La gente está hecha mierda”, dicen las trabajadoras.

“La posición de la empresa es… o sea, no hay posición”, soltó quien se presentó como representante de Sport Tech. La audiencia por la indemnización de 62 operarias y operarios duró unos minutos, sin soluciones ni propuestas empresariales. El representante de Sport Tech se fue bajo la lluvia y por detrás cayó el pedido sindical sobre uno de los puntos que se suman a los reclamos: el no reconocimiento de la antigüedad de uno de los operarios. “La seguimos el 21”, devolvió sin demasiada paciencia.

“No se pudo hablar nada, no trajeron ninguna propuesta y está todo está igual: no hay propuesta porque la fábrica expresa no tener plata, Adidas intenta despegarse y dice que es un buen acuerdo, la gente está muy desmoralizada y ya envió cartas documento para las firmas, inclusive Nike y Puma”, declaró Ignacio Lopolito secretadio Adjunto de la AOT.

Minutos antes, el abogado de la empresa Adidas se había mostrado molesto a la hora de dar declaraciones. Solo se limitó a expresar que el área de comunicaciones dará la información. El punto de consulta era sobre la determinación de la parte empleadora (tanto Sport Tech, como Adidas) de no pagar a los y las laburantes. La marca de las tres tiras supone que no tiene responsablidad en el pago de la indemnización y además entiende que falta la voz de Puma y Nike, otras de las firmas con relación con Sport Tech.

En un contexto de crisis laboral, despidos y aumento de la pobreza, la situación de las familias trabajadoras de Sport Tech no mejora. Los dueños de la firma ya le avisaron que los puestos de trabajos no tendrán continuidad y quedarán sin sustento diario. Pero como si fuera poca gravedad de este hecho, tanto Sport Tech como Adidas (una de las marcas que recibía trabajo de la fábrica local) se niegan, se señalan y se pasan la pelota a la hora de pagar las indemnizaciones.

“Nos pagaron el 50% de la quincena y recién el 18 nos pagan el otro 50%, supuestamente. Y encima todavía no sabemos si para esa fecha vamos a estar en la fábrica. Ni hablar de aguinaldo, vacaciones y bono, de eso olvidate”, comentan los trabajadores a la hora de describir el día a día. Por estas semanas, las 62 personas que se desempeñan en la firma están yendo al establecimiento aunque las tareas han disminuido.

Ante este contexto, el próximo 21 será una nueva audiencia y mientras tanto los trabajadores ya salieron a buscar nuevos empleos con la intención de obtener un sustento. Asimismo, la idea es poner en conocimiento a la mayor parte de la ciudadanía de Luján para que se sepa la actitud de los dueños de la fábrica.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre