Foto: Prensa Municipal

El municipio avanzó con la clausura de varias concesiones sin previo aviso. A los morosos en la zona histórico basilical le cerraron locales en un tour encarado por varios funcionarios. ¿Qué decía el cartel que prepararon y no se animaron a pegar?

Media mañana del sábado, al movimiento habitual de gente que va y viene por la terminal de Luján se sumaron funcionarios, inspectores de tránsito y policías. El gobierno decidió un tour sorpresa por la zona histórico basilical con un un objetivo claro: la clausura de locales que hagan uso de concesiones en situación de irregularidad.

Falta de pago de cannones, habilitaciones vencidas, incumplimiento de convenios. El dejar hacer de la gestión de Cambiemos, varios comerciantes se mal acostumbraron y la medida encarada por el nuevo gobierno esta mañana los tomó de sorpresa.

Los comerciantes protestaron por la falta de aviso y reclamaron una instancia de mediación. Algunos prevenidos (o alertados) habían intentado ponerse al día a último momento. Más de uno, adivirtió que iniciaría demandas contra el municipio. “Tendrian que habernos intimado antes”, aseguraron.

“No avisamos nada para evitar filtraciones” explicaron desde el gobierno, haciendo alusión al procedimiento sorpresa que se llevó a cabo esta mañana. Sucede que de encontrarse el local cerrado no pueden producirse el acto de clausura. Según expresaron desde el municipio, se comieron las gambetas de varios concesionarios días atrás.

Entre los locales clausuarados en la terminal se encuentran el kiosco, el locutorio, la heladería, la agencia de quiniela y locales de ventas de comida. Menos la boletería, el resto de los locales se encuentran con vallas y una faja que dice: “CLAUSURADO”.

Sin embargo la gran atracción en la recorrida de esta mañana fue El Colonial que cuenta con dos pisos donde se realizan importantes eventos y una playa de estacionamiento importante en la zona de la ribera.

En este caso, el local funcionaba como restaurant y salón de eventos aunque no cuenta con ningún permiso vigente. Además, según consta un expediente municipal el actual propietario de la concesión se la compró a las herederas del anterior propietario, este operativo no contó con la validación de la gestión anterior y ni de la actual. A su vez, se realizaron comodatos y alquileres sumando irregularidades.

Desde el gobierno, oficialmente comunicaron que “esta es una situación que se viene prolongando a lo largo de los años, con concesiones vencidas desde hace más de una década. En 2013, el entonces Intendente Municipal Oscar Luciani y algunos titulares de las partes privadas firmaron un convenio para la desocupación de los espacios comerciales durante ese año. A pesar de ello, no se realizó la devolución de las unidades comerciales, y los convenios fueron incumplidos sin que pueda regularizarse la situación”.

Además informaron que “la Secretaría de Desarrollo Humano intervino durante ambos operativos para garantizar la fuente laboral para los empleados”.

Durante la jornada se vio a varios funcionarios participar de las clausuras y revisión de locales. Capelli (Turismo), Pedotti (Economía), Martinelli (Legal y Tecnica), entre otros.

A la vanguardia de la expedición bolivariana, fue el secretario de protección ciudadana Matías Lattaro. En la versión que dieron varios comerciantes de la zona, el funcionario llevaba bajo su brazo varios cartelitos impresos con una consigna, que según pudieron pispear rezaba: “Propiedad recuperada por el municipio de Luján». Sin embargo, por algún motivo el cartel no fue pegado.

Por ahora, el municipio no informó se si abrirá una instancia de negociación con los propietarios de los locales clausurados o cual será el destino de las concesiones.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí