24.2 C
Luján
miércoles, 21 abril 2021

«Las noches», el relato de Inés Gómez sobre la última dictadura militar 

La Licenciada en Biología brindó su testimonio a través de un micro radial producido por Con-Ciencia de Mujer y Radio UNLu. “Con ella recordamos a todas”, expresaron. 

“Queremos recordar a todas las mujeres científicas, docentes, investigadoras o estudiantes de ciencias que fueron víctimas del terrorismo de Estado”. Con esas palabras el proyecto radial Con-Ciencia de Mujer, que transmite por Radio UNLu, presentó el 24 de marzo el relato de Inés Gómez, Licenciada en Biología, quien trabaja en la UBA en la década de los ‘70.

Las noches eran terribles. Durante el día las horas se vivían un poco mejor: los chicos, la casa, salir a hacer alguna compra y encontrarme con algún vecino, muy pocos, con los que se podía hablar con medias palabras sobre las dudas “ sabes algo de …., no sé cómo ubicar a los padres de Ruth, ¿viste a Nely o Guillermo estos días?” 

Pero las noches eran terribles, cada vez que el ascensor paraba en nuestro piso el miedo entraba en nuestras cabezas y el insomnio poblado de fantasmas se instalaba por horas. Y las preguntas sin respuesta te congelaban el alma . ¿Dónde se habrán llevado a Marta? ¡No me animo a ir a la casa! ¿Se sabe algo de Hilda y Federico? ¿Y los chicos con quien quedaron? Y esas preguntas se repetían todas las noches, cambiando simplemente los nombres.

En el año 1974, Inés era Jefa de Trabajos Prácticos en el Departamento de Biología de la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA e integraba un equipo de jóvenes docentes que desarrollaban una investigación sobre ecología en el Bosque Chaqueño. Allí fue donde, además de conocer los restos de un bosque sometido a la explotación, conocieron la pobreza rural, provocada por la misma práctica extractivista que azotaba a la naturaleza.  

Los años previos al Golpe Cívico-Militar de 1976 eran tiempos de mucha tensión política y social. Sin embargo, narra Inés, en la universidad había un clima de mucho trabajo y de crecimiento en el aspecto docente y en la investigación. 

Y entonces llegaron Ivanessevich, el ministro que quería que los investigadores pusieran sus “descubrimientos sobre la mesa”, el rector Ottalagano, autodefinido como fascista y como decano de Exactas, y el geólogo Raul Zardini, bautizado por sus alumnos como “león sin pelos”. 

Eso sí, fueron muy eficientes: en solo 3 meses que duró la gestión de Ottalagano miles de trabajadores universitarios, docentes y no docentes, fueron declarados prescindibles, entre otros el pequeño y peligroso grupo que trabajaba en ecología del bosque chaqueño.

El Golpe de 1976 la encontró en su casa, sin trabajo, viendo como reinsertarse en el ámbito laboral. De esa forma fue dejando de lado la investigación y dedicándose a trabajar en temas que estaban tomando importancia a nivel internacional, y que empezaban a solicitarse en Argentina, como era la Evaluación de Impacto Ambiental. 

Y con la docencia, resultó que los que habíamos siempre defendido la universidad pública, terminamos haciendo docencia en algunas pequeñas universidades privadas.

De todas maneras los secuestros, las desapariciones, nos rodeaban. Muchos compañeros de trabajo, de la Facultad, del INTA, de la CNEA desaparecían día a día. No hacía falta ser militante, ni montonero, ni del ERP, bastaba con haber hecho docencia en una villa o haber asistido a un curso sobre reforma agraria o simplemente estar en la libreta de teléfonos de alguien que había caído preso. Por eso el miedo estaba presente continuamente, día y noche.

Por eso, es muy importante la MEMORIA, la VERDAD y la JUSTICIA. Que los jóvenes que tuvieron la suerte de no haber vivido esos años negros, valoren y defiendan la democracia que tenemos, por más defectuosa que sea.

¡Nunca más!

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En las redes

3,122FansMe gusta
3,357SeguidoresSeguir
709SeguidoresSeguir
1,008SeguidoresSeguir
133SuscriptoresSuscribirte

¿Querés recibir una selección de noticias en tu correo una vez por día?

Gracias! 

Si no ves los correos en tu bandeja de entrada revisá tu carpeta de correo no deseado y agreganos a tu lista de contactos.