Ehrlich en cancha de Lanús, en un torneo que disputó la categoría 2003 de Platense contra el Granate.

El Presidente de ACIFO Pablo Ehrlich dialogó con Ladran Sancho antes del inicio de una nueva temporada del fútbol infantil y describió la situación de abandono en la que se encuentran. “Veo mucha falta de interés”, remarcó ante la falta de apoyo del municipio.

“Yo empecé como cualquier padre, llevando a mi hijo a jugar a Platense. Jamás me imaginé que iba a estar en esto. Hoy me ocupa más del 50 por ciento de mi vida y no se que haría si no lo tengo”, comienza su relato Pablo Ehrlich, Presidente de ACIFO hace ya cuatro años y reelecto por dos años más.

Apasionado por el mundo del fútbol infantil, se muestra con muchas ganas de trabajar por los pibes por lo que está cargado de proyectos y con intenciones de transformar la realidad en la que hoy les toca convivir. El año pasado no fue fácil y se avecina otra temporada similar, ante un gobierno que les da la espalda.

Después de un 2018 en donde las escuelitas de fútbol de ACIFO tuvieron que hacer malabares para atender la necesidad de miles de chicos, Ladran Sancho habló con el Presidente de la Asociación de Clubes Infantiles de Fútbol del Oeste para ver dónde se encuentran parados y de cara a un nuevo inicio de actividad. Entre la larga lista de necesidades por atenderse encuentra esta actividad deportiva que alberga a más de 4 mil pibes y pibas. El contexto es de falta de presupuesto, promesas incumplidas y un grado de desinterés que hace que los directivos se tengan que poner la camiseta y salir a patear el territorio, en busca de cualquier tipo de ayuda, para  no tener que suspender la actividad.

Tras un año casi sin desembarco de ayuda por parte del municipio o del sector político, el presidente sostuvo que ya varias figuras de la política local, que quieren ser candidatos este año, se acercaron para ver cómo podían colaborar: ”Cuando hay elecciones aparecen y te dan alguna donación”, se lamentó Ehrlich.

De cara a un nuevo comienzo de año para las escuelitas del distrito, el Presidente dejó en claro en dónde están parados y pidió un poco más de colaboración por parte del municipio.

-¿Cómo se preparan para encarar este 2019?

-Queremos que siga funcionando infantiles, cómo viene funcionando en los últimos años, con la participación de las categorías y seguir fortaleciendo lo que es juveniles. Eso es muy importante, porque hoy no tiene una estructura como escuelita, sino que son escuelas con ciertas personas que se puedan dedicar cómo técnicos y formar y juntar a esos chicos, para que puedan participar. El torneo de juveniles comenzó con escuelas que querían armar equipos para participar, después se sumaron los clubes, cómo el Club Luján, para darle la oportunidad a aquellos chicos que no tenían tanta participación en AFA y también se sumaron los sindicatos, como ATILRA, que estuvo participando hasta el año pasado con un equipo.

-¿Cuál es la realidad de los juveniles?

-Estamos viendo que hay mucha necesidad de jóvenes que quieren jugar y no encuentran ese lugar para poder hacerlo. No lo hay. Se necesita muchísimo apoyo, porque todo esto se hace gratis, no hay muchas canchas. El año pasado tuvimos falta de presupuesto y estiramos los partidos, tuvimos que hacer más baches y jugar cada quince días, lo que produjo una deserción de varios equipos, por la participación esporádica. Lamentablemente se pierde el objetivo, porque el objetivo es que todas las semanas haya actividad, para que los chicos no estén en la calle.

Pablo Ehrlich reunido con el Intendente Oscar Luciani. Foto: Prensa Municipal.

-¿Y este año cómo lo vienen llevando?

-Este año es una incógnita. Es un año electoral, pero no sabemos con cuánto nos van a poder ayudar. También es una realidad que vienen creciendo más la cantidad de equipos que había. Hay muchísimos proyectos y esto va mutando, de a cuerdo al presupuesto que tengamos.

-¿En infantiles cómo está la situación?     

-Son escuelas de fútbol que tienen muchísimas necesidades y que también necesitan mucho apoyo. No nos olvidemos que acá todo es ad honorem. En épocas difíciles, en dónde la economía va en contra de la gente, hace perder muchos miembros que le dedican tiempo a esto. Al no tener la posibilidad de tener tiempo libre para esto, por más que te apasione, es donde desaparecen comisiones, se arman como se pueden y se complica todo.

El único ingreso que tienen las escuelitas de fútbol de ACIFO son los bonos contribución de la entrada, que por lo general es simbólico y a veces no se cobra porque las familias no lo pueden pagar.

“Un Presidente de ACIFO me dijo que la referencia del precio de la entrada era el valor de un kilo de pan. Si un kilo de pan hoy vale $80, o no se cuánto ya hoy, imaginate que nos vamos a encontrar con escuelitas sin gente, esa es la realidad”, reflexiona el Presidente.

Por otra parte, el dinero con el que cuenta ACIFO mensualmente, es un pequeño arancel que pagan las escuelitas para participar, cosa que apenas alcanza para mantener el edificio, que hoy funciona en donde está la sede de Bromatología.

-¿Cómo es la relación con el Estado Municipal?

-Excepto por el apoyo en juveniles, no hay ninguna relación. No sé sí es porque no hay tiempo para esto, pero imaginate que ahora tenemos que fichar a más de tres mil chicos y la revisación médica es obligatoria. Los padres no pueden estar pagando por una revisación, con los problemas económicos que hay. Necesitaríamos un apoyo grande del estado. Antes se que había camiones médicos, pero hoy no los hay y todos sabemos el estado del hospital, sin mencionar que con tantos pibes sería una carga terrible. Hay un montón de proyectos, pero la falta de presupuesto es una traba que no te deja avanzar.

-¿No reciben ningún tipo de ayuda?

-Sí, cuando hay elecciones aparecen y te dan alguna donación. La realidad es que lo más importante es el apoyo y la continuidad durante todo un año. Vos me venís con cinco pelotas, bárbaro, pero no solucionaste la vida de la escuelita. La escuelita tiene necesidades durante todo el año.

-¿Qué te genera esto?

-Yo veo mucha falta de interés. Yo tengo diálogo con todos los partidos, todos los concejales, con el Intendente, con el Secretario de Deportes, pero nunca un acompañamiento. Por ahí uno pretende más de lo que se puede hacer, pero la realidad es que nosotros le dedicamos mucho tiempo a esto y uno necesita ese apoyo. Nosotros no cobramos por esto y yo le dedico gran parte de mi vida. Ni hablar lo que significa para tanta cantidad de pibes del distrito, incluso fuera, porque también participa Rodríguez, Pilar, Cardales, Giles. Esto ya trasciende fronteras.

-¿Cómo llegaste a ser Presidente de ACIFO?

-Empecé cómo padre, llevando a un hijo a una escuelita de fútbol. A Platense. Después en la escuelita necesitaban gente para la comisión y me sumé a trabajar ahí, como muchos padres lo hacen. Después hacía falta un técnico en una categoría, mayor a la de mi hijo, y terminé agarrando la de mi hijo también. Hice juveniles también. Terminé como técnico y me sumé a la comisión de ACIFO. De ahí armamos una lista y se ganaron las elecciones. Hoy hace cuatro años que estamos y renovamos por dos años más. Gracias a la ayuda de todos los miembros de la comisión la vamos sacando adelante.

-¿Qué significa esto en tu vida?

-En mi vida me hubiera imaginado que iba a estar en esto. Jamás. Hoy ocupa más del 50 porciento de mi vida y mi familia lo sabe. Significa algo muy lindo para mí. Me da una energía distinta.  Si lo tuviera que volver a hacer volvería por estos caminos, por más que a veces han traído cansancio y muchas discusiones, pero ya es parte de mí esto. Esto te pega, te sella y te deja una gran enseñanza.

-¿Cuántos pibes tienen hoy?

-En 2019 van a ser 34 escuelitas. En infantiles 3 mil chicos, aproximadamente, y los juveniles hasta el año pasado eran mil. Estamos hablando de 4 mil pibes durante todo el año.

-¿Piensan impulsar el fútbol femenino?

-Ese es otro proyecto que está en espera hace tiempo. Me gustaría que se pueda hacer una liga femenina. Desde el año pasado liberamos para que se pueda jugar mixto, debido a que había chicas que querían jugar y no tenían el lugar. Volvemos a la falta de apoyo. Si se puede hacer una liga masculina, ¿cómo no se va a poder hacer una femenina? No hay techo en todo lo que tenemos ganas de hacer, pero si no tenemos las herramientas para poder hacerlo, se hace muy difícil.

-¿En qué estado se encuentran las escuelitas?

-Hay escuelas y barrios que necesitan más apoyo que otras. Nosotros queremos trabajar en conjunto con todos para poder salir adelante. Siempre nos enteramos que roban a escuelitas de fútbol y cuando a una escuelita le sacas algo, le cuesta el doble recuperarlo.

-¿Y cuando llegan los pibes a entrenar, cómo los ves? ¿Se nota el empeoramiento de la calidad de vida?

-El año pasado comenzaron nuevamente los casos de pibes que llegaban al entrenamiento sin comer, con problemas en la casa, por eso tuvimos que reflorecer el darles viandas, algo de comer antes del entrenamiento. Lo había en su momento, pero no era algo muy necesario, porque los chicos no venían con esos problemas, pero hoy sí se está viendo que vienen a entrenar sin tomar un vaso de leche. Todo eso sale de las escuelitas que tienen que buscar, que piden a los almacenes de barrio, ATILRA también colabora con leche. Es la realidad que nos toca vivir.

-¿Creés que esto también se podría atender con la incorporación de psicólogos y asistentes sociales?

-Lo he pensado muchísimas veces y creo que sería muy importante. También hay que pensar que el profesional tiene que tener ganas de hacerlo gratis, porque no hay con que pagarle. En la Universidad de Luján sabemos que está la carrera y ellos podrían mandar estudiantes a hacer las prácticas con los pibes. Sería muy importante para ver las problemáticas que podría haber y que no llegue a mayores.

-¿Qué reflexión haces de que la Secretaria de Deportes ahora es una Agencia de Deportes, con mucho menos presupuesto?

-Lamentablemente vamos en camino a que cada vez se te alejan más las posibilidades de que el estado este presente en lo que es el deporte. El deporte es salud y no es un eslogan. Un chico haciendo deporte no está en la calle y hace actividad física para su persona. Yo creo que todo parte del amateurismo. Después si te gusta y te va bien vos lo podes hacer profesional. Una actividad deportiva genera endorfinas, mejor estado físico, no estar dando vueltas en la calle, en donde te podes cruzar con alguien que te lleve por mal camino y entrar en las drogas, que después es muy difícil volver a encaminar.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, dejá aquí tu comentario!
Ingresá tu nombre